Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo llenar el lavavajillas correctamente

Escrito por Redacción | enero 10, 2015 | Hogar |
Cómo llenar el lavavajillas correctamente

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos que más nos facilita la vida en la cocina. No solo nos ahorra el esfuerzo de tener que fregar a mano, sino que además ahorra agua y desinfecta por completo todo lo que lavamos en él. Sin embargo, la única manera de conseguir que todo se limpie y desinfecte por completo es llenar el lavaplatos correctamente, aprovechando al máximo su capacidad y características.

¿Sabes si colocas cada pieza del menaje en el sitio más adecuado? Consulta estas indicaciones sobre cómo colocar, platos utensilios, vasos y cubiertos en el lavavajillas correctamente:

Platos: coloca los llanos (grandes y pequeños) en la bandeja inferior, en las rejillas más estrechas y los hondos en las más anchas. Además, intercala platos grandes y pequeños para facilitar el lavado. Recuerda aclararlos bien siempre antes de colocarlos en el lavavajillas. Evitarás que caigan restos de comida en el interior del aparato o restos secos en los platos.

Fiambreras y recipientes de plástico: intenta colocarlas en la bandeja superior, especialmente las tapas, para que no se deformen con el calor más intenso de este nivel. Acláralos bien siempre y sitúa los recipientes boca abajo para facilitar el lavado. Las tapas se pueden colocar alternándolas en las rendijas en posición lateral. Si necesitas poner el lavavajillas con muchos recipientes de plástico, te recomendamos que elijas el programa de menor temperatura para evitar que se deformen.

Cubiertos: cuchillos y tenedores deben colocarse boca abajo en su compartimento habilitado. De esta forma no nos cortaremos ni pincharemos al ir llenando el lavaplatos. Las cucharas pueden ir boca arriba, al igual que los cuchillos que no tengan hoja puntiaguda. Además, para garantizar una limpieza perfecta, es conveniente alternar cuchillos, cucharas y tenedores. Si ponemos cucharas o tenedores juntos, es probable que encontremos restos de comida una vez lavados. Hay lavaplatos que disponen de una bandeja superior diseñada solo para la cubertería. En estos casos, el orden no afecta a la limpieza.

Utensilios y cubiertos largos: pinzas, espátulas, cazos, cucharones, etc. Colócalos en los primeros compartimentos del recipiente para cubiertos comprobando que no chocan con el aspa. En caso de que la altura sea incompatible, sitúalos en la bandeja superior, en los espacios que quedan entre vasos y recipientes pequeños. Procura alternar las posiciones para que todos se limpien bien.

Vasos: acláralos bien y colócalos boca abajo juntos en línea para que unos se sujeten con el peso de los otros. Las tazas pueden situarse de forma paralela, de forma que los mangos encajen con las rejillas de la bandeja que queden inmovilizadas. Las copas se pueden lavar también en el lavaplatos tomando la precaución de sujetarlas bien con otros vasos o tazas con la máxima estabilidad para que no se rompan durante el traqueteo del lavado o al vaciar el aparato.

Cuencos y recipientes pequeños: pueden ir en la bandeja superior, al mismo nivel que los vasos y alternados con otros recipientes de diferentes alturas para que el agua fluya bien durante el lavado. Es importante colocarlos boca abajo para evitar encontrarlos al final del lavado llenos de agua sucia. También se pueden colocar en los huecos alternos de la sección central, así como en los restantes de la bandeja principal, una vez colocado el menaje de gran volumen.

Tablas y recipientes planos: colócalos en la bandeja superior en posición paralela al perímetro de esta. Acláralos bien y nunca los coloques unidos, de dos en dos, porque no se limpiarán completamente.

Boles: colócalos boca abajo en la bandeja inferior, aunque nunca ocupando la totalidad del espacio, puesto que obstruirán el paso del agua hacia la parte superior del lavaplatos. Altérnalos con otros recipientes colocados en posición lateral.

Ollas y sartenes: las ollas antiadherentes pierden sus cualidades con el lavado en lavaplatos. Las normales se colocan boca abajo en la bandeja inferior, siempre bien enjuagadas previamente. Las sartenes se pueden intercalar en los huecos laterales restantes, con espacio suficiente para que el agua las alcance por completo.

En general, no se recomienda introducir en el lavaplatos:

- Utensilios de madera (se acaba por deteriorar el barniz y se rompen)

- Menaje pintado a mano (cerámicas y utensilios de artesanía)

- Recipientes antiadherentes (pierdes sus cualidades)

- Cuchillos afilados (van perdiendo sus cualidades)

- Cristal delicado (puede romperse con cualquier pequeño golpe o con la temperatura)

- Aluminio (se deteriora).

También te puede interesar: