Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo mantener la fregona limpia

Escrito por Redacción | febrero 18, 2016 | Hogar |
Cómo mantener la fregona limpia

La fregona nos permite mantener nuestros suelos limpios y solucionar pequeños accidentes caseros en los que vertimos algún líquido en el suelo. Pero, si lo pensamos, la fregona suele estar en contacto con muchos tipos de suciedad y líquidos que podemos llegar a extender por toda la casa si no mantenemos la limpieza de este utensilio.

Mantener la fregona limpia alargará su vida útil y nos permitirá realizar la limpieza y desinfección adecuada de cada zona de la casa. Porque, ¿fregarías tu parqué con un mocho manchado de grasa de la cocina?

Toma nota de estos consejos para mantener tu fregona limpia y prolongar su vida útil:

- Cuando se derramen alimentos o líquidos que puedan manchar permanentemente la fregona, retira primero los restos del suelo y después friega la superficie. Si se te cae un huevo, por ejemplo, recógelo con sal; si se vierte aceite, absórbelo con papel de cocina; si se vierte cacao soluble, recógelo con el aspirador, etc. Y después de todo esto, podrás limpiar la superficie con la fregona sin mancharla demasiado.

- Nunca dejes la fregona metida dentro del cubo, especialmente si tiene lejía ya que, por un lado,las fibras se estropearán y, por otro, el palo podría deteriorarse, si lo tomas como costumbre.

- De vez en cuando, ya sea cuando has decidido limpiar la fregona o después de usarla para una limpieza general del hogar, déjala secar al aire libre intentando que lo haga por completo. Así evitarás la formación de bacterias y malos olores por la humedad.

- Una vez al mes (o dependiendo de la frecuencia con que la uses) realiza una limpieza a fondo de tu fregona. Para ello puedes usar su propio cubo y llenarlo de agua con unas gotas de lavavajillas. Introduce la fregona varias veces para impregnar bien el mocho y después acláralo para retirar los restos de jabón. Si acumula mal olor, déjala a remojo una media hora y después sécala al aire libre.

- Si crees conveniente desinfectar la fregona después de algún uso concreto (baños, mascotas, riesgo de infecciones en casa, etc.), puedes añadir unas gotas de lejía al cubo con agua y jabón, y dejarlo todo a remojo unos 15 minutos.

- Si tienes mascotas en casa, especialmente si sin cachorros, te recomendamos que tengas dos fregonas para discriminar la limpieza relacionadas con el animal, de la del resto de la casa. Tampoco es mala idea usar fregonas diferentes para el baño y la cocina, ya que son los espacios que más suciedad concentran de la casa.

También te puede interesar: