Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo mantener limpias las bayetas de la cocina

Escrito por Redacción | marzo 01, 2016 | Hogar |
Cómo mantener limpias las bayetas de la cocina

Las bayetas de la cocina nos permiten mantener un orden y una limpieza constantes, esenciales para trabajar entre fogones. No obstante, si no tomamos ciertas precauciones, las mismas bayetas pueden convertirse en un foco de bacterias y suciedad que puede dar lugar a condiciones poco higiénicas y malos olores.

Toma nota de estos consejos que te permitirán mantener limpias las bayetas de la cocina mientras las usas para limpiar, secar y adecentar superficies:

- Siempre que uses la bayeta para limpiar tu cocina, aclárala para que se mantenga más tiempo limpia. Hazlo preferiblemente con agua caliente para eliminar los posibles restos de grasa que suele haber en las superficies de la cocina.

- Cuando se vierta una cantidad considerable grasa en tu cocina, como aceite o cualquier salsa que lo contenga, no lo limpies directamente con la bayeta. Quita la mayor parte de grasa posible con papel absorbente de cocina y, como limpieza final, repasa la zona con la bayeta impregnada en un poco de agua con amoniaco.

- Elimina bajo el grifo los restos de comida que puedas haber atrapado con la bayeta. Estos solo favorecerán la proliferación de más bacterias.

- Cuando pongas el lavavajillas, aprovecha el programa intensivo para desinfectar las bayetas. Colócalas en la bandeja superior.

- Cada vez que uses la bayeta en la cocina, escúrrela bien y déjala secar lo más extendida posible. De esta manera evitarás malos olores.

- Si la bayeta se mancha con alimentos difíciles como tomate frito, cacao o salsas que dejen suciedad visible, aclárala bien bajo el grifo para eliminar en lo posible los restos de suciedad. Si las manchas persisten, puedes lavar tu bayeta introduciéndola en una cazuela con agua hirviendo y un chorrito de detergente o jabón lavavajillas. Bastará con dejarla hervir unos cinco minutos y aclararla bien después con agua fría. De esta manera podrás prolongar sus visitas a la lavadora.

- Una vez por semana, pon la bayeta a remojo en una palangana con agua y unas gotas de lejía. Así lograrás desinfectarla y podrás prolongar su uso si no presenta mucha suciedad.

También te puede interesar: