Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo ordenar tu casa habitación por habitación

Escrito por Redacción | diciembre 18, 2017 | Hogar |
Cómo ordenar tu casa habitación por habitación

Aunque tu casa acabe de pasar por una limpieza a fondo recientemente, si hay desorden general, nunca acabará de verse limpia del todo. Además, tener la casa con un desorden constante provoca una sensación de desasosiego que puede repercutir en la concentración a la hora de trabajar o estudiar, así como en el estado de ánimo.

Si deseas ordenar tu casa, has de tener claro que necesitarás tirar (donar, regalar o vender) un buen número de objetos. Cosas con valor nostálgico, en las que probablemente invertimos tiempo y dinero en su día o que dudamos a la hora de tirar por si se presenta la ocasión de usarlas. En definitiva, objetos que ahora solo ocupan un precioso espacio en nuestra casa y que alteran el orden deseable.

Si quieres desterrar el desorden de tu hogar para siempre, renuncia a las excusas y toma nota de estos consejos para ordenar tu casa habitación por habitación:

Cocina

En primer lugar, cabe echar un vistazo en la despensa porque siempre guardamos productos que se han pasado de fecha sin saberlo. Especias, condimentos, botes de conservas y enlatados que esperamos utilizar en el momento adecuado pero cuya existencia a menudo olvidamos. Prepara la bolsa de basura, porque es probable que te sorprendas.

En cuanto a los armarios, vale la pena repasar el menaje para discriminar entre lo que no usamos, está roto o no nos gusta, de lo que realmente sí usamos. Platos rajados, vasos con golpes, vajillas que no nos gustan y recipientes que son incómodos incluso a la hora de guardarlos en el armario. Recuerda que el objetivo es ganar espacio y eliminar lo que provoca desorden, tanto a primera vista como dentro de los armarios.

Entre los productos de limpieza siempre suele haber envases que un día empezamos a usar, no nos convencieron y quedaron en el olvido en un rincón. Es hora de tirarlos a la basura, al igual que aquellos que hayan caducado o hayan podido perder sus propiedades y eficacia.

Deshazte también de los manteles, trapos, bayetas y delantales demasiado viejos, con manchas que no consigues eliminar.

Baños

Revisando los productos cosméticos y de higiene descubrirás que acumulas más de los que necesitas y usas. Retira aquellos productos que lleves tiempo sin usar y que probablemente hayan caducado y regala aquellos que has usado una vez en los últimos meses y no te convencieron. Te sorprenderá comprobar que con una mínima cantidad de productos puedes cubrir de sobra las necesidades de higiene de tu familia.

También conviene revisar el botiquín o armario de los medicamentos. Tira todo lo que esté caducado o en mal estado. Probablemente ganes mucho espacio tras hacerlo.

Deshazte de revistas viejas, botes de colonia vacíos y objetos de decoración que ya solo estorban porque se han quedado viejos (velas, plantas artificiales, etc.), hasta conseguir un espacio lo más diáfano posible.

Dormitorios

El orden en los dormitorios comienza en el interior de los armarios, así que tendrás que hacer una buena limpieza de forma que cajoneras, baldas y percheros queden ordenados. Aprovecha para retirar y donar ropa que no usas, así como tirar prendas demasiado viejas, aunque te dé pena. Esto también incluye los complementos y accesorios y selecciona aquellos que han quedado desactualizados y no te pones.

VER TAMBIÉN: Trucos para mantener tu armario ordenado

Además, debes despejar los dormitorios retirando cualquier otro objeto que no esté relacionado con el descanso, el armario o el tocador. Nada de tecnología, cajones repletos de cables o cargadores o despertadores que ya no se usan.

El maquillaje merece una mención aparte. ¿Cuántos productos de este tipo acumulas sin usarlos porque pagaste por ellos y ahora te da pena deshacerte de ellos? Puede que cuando te acuerdes de que los tienes y decidas darles una segunda oportunidad ya hayan caducado. Ordena tu tocador retirando todo lo que esté pasado o no uses. Seguro que otra persona puede aprovechar algunos de los productos que a ti no te han convencido y se acumulan en tus baldas y cajones.

En cuanto a la ropa de cama y baño, si te falta espacio para acumularla ordenadamente, probablemente es que tienes más prendas de las que necesitas. Selecciona las toallas, sábanas, fundas, cojines y mantas que no uses o que han quedado muy viejas y tíralas o dónalas en función de cada caso.

Salón y salas de estar

Retira periódicos y revistas viejas y haz inventario de libros que puedes donar para ganar espacio.

Si acumulas cintas de VHS, o aparatos de DVD que ya no usas es el momentos de retirarlos (tirarlos a la basura o donarlos), así como colecciones de música o libros que nunca has usado (ni vas a usar). Seguro que has invertido dinero en ellas, pero ¿no será mejor que otro las aproveche a que acumulen polvo en tu casa?

Selecciona objetos de decoración viejos, desactualizados o rotos que sigues guardando por nostalgia. Mantener el orden en un salón lleno de objetos es más difícil, sobre todo si son de pequeño tamaño.

Garaje, trastero o ático

Esos lugares que utilizamos para guardar pertenencias que necesitamos solo de vez en cuando tampoco tienen por qué convertirse en un almacén de trastos viejos e inservibles. De vez en cuando, revisa lo que acumulas y haz una pequeña limpieza. Botes de pintura, latas de aceite, productos de jardinería, herramientas oxidadas, aparatos de gimnasia obsoletos, etc.

Utiliza cajas de almacenamiento de plástico transparente para tener todo ordenado y a la vista y evita dejar objetos fuera que alteren el orden visual.

También te puede interesar: