Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo planchar faldas plisadas o prendas con tablas

Escrito por Redacción | julio 18, 2015 | Hogar |
planchar falda plisada

Puede que alguna vez te haya pasado. Te compras un bonito vestido o una falda con tablas porque te encanta ese tipo de confección y después de ponértela por primera vez te preguntas: “¿Cómo plancho ahora esto?”. Porque planchar faldas plisadas o prendas que contengan tablas requiere trucos adicionales para evitar estropear el acabado industrial que se le da a este tipo de ropa.

Así, para planchar faldas plisadas, vestidos o camisas con tablas puedes seguir alguno de estos dos métodos:

1. Hilvanar las tablas

Hacer un hilván no es más que coser la tela con puntadas largas y lacias. En este caso, el truco consistiría en hilvanar las tablas de forma que quedasen correctamente plisadas para que al planchar no se abran. Así, tendrás que pasar la plancha en pasadas únicas, siempre en la misma dirección del plisado.

Si te preocupa lastimar la tela, puedes hacerlo hilvanando el bajo de la falda o vestido, aunque si es largo puede que tengas que hacer dos hilvanes a diferente altura, puesto que no podrás planchar el largo de una sola vez.

2. Con alfileres

Si no te atreves a hacer un hilván o crees que va a ser demasiado tedioso porque la prenda plisada tiene mucho vuelo, también puedes recurrir a unir las tablas con alfileres. Colócalas tabla a tabla a la altura del bajo procurando que el plisado quede con su forma natural. Puedes hacerlo sobre la propia tabla de planchar uniendo cada vez la sección sobre la que vayas a trabajar.

3. Sujeta la tela con pinzas

Si lo tuyo no es manejar la aguja y el hilo, y tampoco confías en tu habilidad para colocar alfileres, puedes probar otro método más sencillo. Con un par de pinzas de la ropa, a ser posible suaves, que ejerzan poca presión, sujeta los laterales de la sección que vayas a planchar, de forma que las tablas queden colocadas y no se abran. Cuando termines con una sección, quita las pinzas, gira la prenda sobre la tabla y continúa sobre la siguiente, hasta completar la prenda. Intenta colocar las pinzas en la parte del bajo para no dejar marcas en las tablas y, si es necesario, repasa al final con la plancha los puntos donde las hayas colocado.

Si lo que vas a planchar es una camisa de un tejido delicado pero con pocas tablas en una sola zona puedes colocar una pinza en cada tabla para sujetarlas mientras planchas en un solo sentido con toda comodidad.

También te puede interesar: