Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo planchar sin tabla

Escrito por Redacción | octubre 25, 2018 | Hogar |
Cómo planchar sin tabla

En muchas ocasiones te encontrarás con que necesitas planchar una prenda, cuentas con la plancha, pero no con la tabla de planchar. O quizá lo que ocurre es que crees que no merece la pena sacar la tabla de planchar para un pequeño repaso. Para esas situaciones en las que necesitas un planchado de emergencia recopilamos las formas de planchar sin tabla para que tu ropa quede bien.

Cómo planchar sin tabla

La clave para un planchado exitoso es una superficie firme y plana. Y entre las diferentes opciones se encuentran: un suelo de madera o baldosas, una encimera, un mostrador de cocina o baño y una mesa. Incluso si la ropa no tiene arrugas pronunciadas puedes usar un suelo con alfombra o una cama. Elijas lo que elijas, no debes olvidar cubrir la superficie para protegerla del calor y el vapor de la plancha. Nunca planches directamente sobre una alfombra, ropa de cama o superficie de madera o piedra.

El revestimiento ideal que debes utilizar es una manta de planchado. Están hechas generalmente de algodón recubierto de silicona, que es resistente al calor y al vapor. Muchos están respaldados en espuma antideslizante para que el planchado sea muy sencillo. Vienen en varios tamaños, las puedes doblar y guardar fácilmente.

Aun cuando se tiene una tabla de planchar, a veces no es necesario prepararla para dar un toque rápido a una prenda. Por lo tanto, mantén una manta de planchar en el cuarto de lavado y usa la parte superior de la secadora, la lavadora o una encimera como superficie rápida de planchado, por ejemplo. La manta de planchado protegerá la superficie firme y la altura de estas superficies es perfecta para planchar fácilmente.

Una toalla para proteger

Si no tienes una manta de planchar, utiliza una toalla de algodón muy gruesa y preferiblemente blanca. En caso de que tus toallas no sean gruesas, coloca dos o tres delgadas para crear una base de mejor protección. Se recomiendan toallas blancas o grises para evitar cualquier transferencia de color entre la toalla y la prenda que planches, sobre todo si usas vapor.

Una vez que tengas la superficie de planchar cubierta, debes prestar atención a tu plancha. Si la superficie disponible para planchar no es lo suficientemente grande como para acomodar la plancha, cuando te muevas de un área de la prenda a otra, usa un guante para horno para dejar la plancha apoyada. No olvides colocar la plancha en su base y nunca la dejes con la superficie caliente hacia abajo.

Planchar sin plancha

Aun cuando no tienes una plancha, existen algunas formas de reducir las arrugas en la ropa sin plancha y sin una tabla de planchar. Quizás no obtengas una apariencia almidonada en tu ropa, pero si verás buenos resultados.

Primero, saca la ropa de la secadora mientras esté ligeramente húmeda. Inmediatamente cuélgala para que se seque al aire. La gravedad eliminará algunas de las arrugas mientras la ropa está colgando. Si la ropa se debe doblar, hazlo tan pronto como esté seca.

Vapor contra las arrugas

Trata de no meter la ropa en el armario o en cajones. Cuando la ropa está en un espacio apretado, aparecen las arrugas. Invierte en un pequeño vaporizador de ropa. Hay una gran variedad de modelos que van desde grado comercial hasta el tamaño de uso doméstico para viajar. Verás cómo pueden eliminar arrugas y refrescar una prenda en minutos. Esta es una manera muy sencilla de planchar sin tabla.

Cuando tu ropa esta arrugada por el tiempo guardada o cuando estas de viaje, también puedes usar una ducha caliente para eliminar algunas arrugas. Cuelga la prenda en el baño y deja que el vapor haga todo el trabajo mientras te duchas. También puedes mojar una toalla de algodón tejida blanca, luego escurrir el exceso de agua y colocar la toalla junto con la prenda arrugada en la secadora. Configura la secadora por 5 minutos a velocidad media. Después de sacar la prenda, cuélgala de inmediato para eliminar las arrugas.

Igualmente, puedes usar uno de los muchos «spray» de planchado que existen en el mercado, con los cuales necesitarás solo un rociado rápido. Permite que la prenda se seque después de rociar y antes de ponértela porque si la prenda está húmeda y la aplastas, tendrás arrugas permanentes.

También te puede interesar: