Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo plantar un huerto urbano en casa

Escrito por Redacción | febrero 07, 2017 | Hogar |
Cómo plantar un huerto urbano en casa

Quien posee un huerto sabe la satisfacción que produce poder consumir productos cultivados por uno mismo que hemos cuidado con mimo  y hemos visto crecer desde el principio. Además, el impacto estético que favorece la instalación de un huerto embellece los exteriores de la casa, sea cual sea la configuración de plantas que hayamos elegido. Sin embargo, tendemos a pensar que un huerto solo está al alcance de quienes viven en el campo, poseen terrenos o, como mínimo, una casa con un trozo de parcela o jardín. Pues debes saber que siempre tienes la opción de instalar un huerto urbano, que no requiere más contar con un pequeño rincón como una terraza o un balcón para instalarlo y disfrutar de sus beneficios. Unos cuatro metros cuadrados bastarían para crear un huerto urbano.

Toma nota de lo que debemos tener en cuenta:

- Si consideras que tienes un espacio demasiado reducido para instalar una mesa de cultivo, también puedes optar por plantar en tiestos individuales, aunque has de tener en cuenta que las necesidades de riego son mayores, ya que el sustrato tiende a secarse antes en estos recipientes que en el caso de los huertos.

- Lo único que tenemos que tener en cuenta a la hora de buscar la ubicación de nuestro huerto urbano es que le dé el sol lo más posible (mínimo 5 horas de luz diarias) y que tenga riego accesible.

- Para el riego, lo más cómodo será instalar un sistema automático: solo necesitaremos un programador y un kit de riego que adaptaremos al tamaño de nuestro huerto. En caso de contar solo con macetas o de que se trate de un huerto de pequeñas dimensiones, podremos regarlo con una regadera o un sistema con depósito que tendremos que ir rellenando (este es un sistema ideal para los períodos de vacaciones, por ejemplo).

- A la hora de elegir el soporte en el que configuraremos nuestro huerto, debemos pensar en el tipo de plantas que vamos a cultivar, qué necesidades de profundidad tienen sus raíces y si crecen en altura o no. Así, encontraremos mesas elevadas de cultivo que nos permiten trabajar cómodamente sin agacharnos con lechugas o pimientos, por ejemplo y otras que se colocan en el suelo, apropiadas para plantas que alcanzan cierta altura (tomates, pimientos italianos o judías).

- También puedes optar por huertos verticales que se instalan en las paredes aprovechando al máximo el espacio y resultan idóneos para las plantas aromáticas, que ocupan muy poco.

- Ten en cuenta igualmente la estacionalidad de las plantas (plantas de primavera: aromáticas, tomates, cebollas, zanahorias, pimientos, judías, berenjenas. Plantas de otoño: escarola, habas, guisantes, coliflores, etc.).

- Además, debemos saber que siempre tenemos la opción de comenzar nuestro huerto plantando variedades a partir de semillas o recurriendo al plantel o plántula de cada, lo que nos permite ahorrar el tiempo de la germinación.

-En cualquier caso, es conveniente tener a mano herramientas básicas como guantes, pala de mano, trasplantador o rastrillo para configurar un huerto urbano.

- Una vez hayas elegido el soporte que más se adapta a tus necesidades, tendrás que preparar la cama de siembra, esto es, establecer la base del huerto. Para ello necesitarás tela de rafia sobre la que verterás una capa de gravilla que favorezca el drenaje del huerto. Sobre esta base se vierte el sustrato, procurando removerlo bien con el rastrillo para que quede suelto y sin grumos

- Recuerda usar fertilizante para favorecer el buen crecimiento de las plantas de tu huerto urbano. Normalmente, empezarás a usarlo tras plantar las variedades o un después.

- Cuando tenemos configurada la base de nuestro huerto urbano, entonces debemos dibujar sobre el sustrato con la pala las guías sobre las que plantaremos nuestras plantas y las empezaremos a colocar dejando una distancia prudente entre unas y otras.

- Ten en cuenta que las plantas que trepan en altura, como las tomateras, requieren una guía que vaya sujetando el tallo para que el fruto se desarrolle con normalidad.

- Recuerda regar tus plantas un par de veces al día y, si es en verano, hacerlo de forma abundante para que resistan las altas temperaturas.

- Si eres principiante, quizá cultivar tomate, lechuga y pimiento sea lo más adecuado para iniciarte en los huertos urbanos.

 También te puede interesar: