Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo plantar y cultivar tomates en verano

Escrito por Redacción | mayo 23, 2018 | Hogar |
Cómo plantar y cultivar tomates en verano

Cuando te propones cultivar tus propias verduras, plantar tomates puedes ser una de las mejores decisiones. Sin duda, son plantas que suponen una buena inversión porque son baratas, ocupan poco espacio y ofrecen grandes cantidades de frutos sin requerir grandes esfuerzos. De hecho se puede plantar y cultivar tomates en un patio trasero e incluso en un balcón.

Sin embargo, cultivar tomates tiene su ciencia. Es importante escoger la variedad más apropiada en cada caso y ofrecer los cuidados necesarios para que dé frutos grandes y jugosos.

A continuación, te mostramos cómo puedes aprovechar al máximo tus plantas de tomate coincidiendo con la temporada de cultivo:

Materiales

Cómo plantar y cultivar tomates en verano

Para comenzar a plantar y cultivar tomates en verano necesitarás:

- Conjunto de herramientas de jardín: imprescindibles las tijeras, el trasplantador, la paleta y el rastrillo.

- Guantes de jardín

- Regadera

- Tutores de bambú para mantener erguida la planta.

Elegir la variedad

Desde tomates gigantes a la variedad «cherry», tenemos una amplia diversidad de tomates comestibles de diferentes formas, tamaños y colores. Lo primero que debemos hacer es consultar con los profesionales de nuestro vivero más cercano sobre las variedades más apropiadas para el clima en el que vivimos.

Sin embargo, has de saber que existen dos grandes grupos de tomates: determinados e indeterminados.

- Tomates determinados son aquellos que crecen en plantas más compactas, como arbustos, con una altura limitada que no necesita poda. Dan tomates una única vez en la temporada, todos a la vez, en un plazo de dos semanas. Por eso, son ideales, por ejemplo, para hacer conservas, ya que tendremos que recoger la cosecha de una vez. Son los tomates más apropiados para plantar en una maceta o si tenemos poco espacio. Algunas variedades de tomate determinado son el «Río Grande», el tomate «Roma» o el tomate «Gold Nugget».

- Tomates indeterminados: esta variedades dan frutos durante toda la temporada, por lo que requieren tutores y poda. Son plantas más altas y generalmente con frutos más sabrosos. Son ideales para quienes buscan tener tomates toda la temporada y pueden cuidar las plantas como requieren.

Podrás encontrar semillas o plántulas de cualquier variedad de tomate en viveros, tiendas de bricolaje y jardín, así como tiendas online.

Plantar tomates

Los tomates prosperan mejor con luz solar todo el día. Por eso conviene plantarlos lejos de árboles o fachadas que puedan dar sombra. Instalar un sistema de riego es imprescindible para su crecimiento, así como garantizar un buen drenaje de la tierra para oxigenarla.

Si vas a trasplantar una plántula en tu huerto, lo mejor es hacerlo durante la primavera, cavando un pequeño hoyo y dejando unos 40-50 centímetros entre plantas. Si vas a plantar semillas, hazlo en un semillero a unos 3 centímetros de profundidad y dejando unos 3 centímetros de distancia entre una y otra. Una vez afloren las hojas (en dos niveles aproximadamente) puedes trasplantarlas al huerto, enterrando los tallos de manera que las hojas estén en contacto con el suelo. rellena los agujeros com compost y tierra y cubre todo con una capa de mantillo.

Para mejorar el rendimiento de la planta y facilitar la recolección, coloca un tutor bien enterrado en la tierra, con un cable suave especial para plantas.

Regar y fertilizar

Riega los tomates cada mañana de forma abundante, especialmente en las épocas de más calor. el agua debe caer directamente en la tierra y no en las hojas.

Además, cuando el primer fruto esté madurando, conviene agregar compost a la tierra.

Poda y recolección

Las variedades de tomate indeterminado requieren la poda de los brotes laterales. Hay que podar solamente los brotes para permitir la circulación de aire y la penetración de la luz. La poda permite aumentar la producción de frutos

En cuanto a la recogida de la cosecha, el tomate debe estar totalmente maduro antes de ser arrancado de la planta. Solo así garantizaremos su sabor.

Un truco para obtener frutos más grandes es eliminar los frutos que nacen en la parte más alta de la planta y dejar que los de la base se desarrollen por completo. Si lo prefieres, puedes ir arrancando los tomates que presenten el color y el tamaño adecuados.

También te puede interesar: