Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo preservar un ramo de flores

Escrito por Redacción | agosto 23, 2017 | Hogar |
Cómo preservar un ramo de flores

Un ramo de flores frescas es un obsequio muy versátil y que agrada a todo el mundo. Aporta colorido y un toque natural a los espacios e incluso proporciona el aroma apreciado de algunas flores. Sin embargo muchas personas son reacias a regalar flores porque suponen un obsequio perecedero, que en apenas unos días se habrá echado a perder.

Al margen de los cuidados que demos al ramo de flores para prolongar su conservación, siempre podemos recurrir a preservarlo en buen estado para guardarlo como recuerdo una vez las flores se hayan secado. Es por ejemplo una forma ideal de conservar como recuerdo un ramo de novia, tanto si lo regalamos como si decidimos mantenerlo como recuerdo de la boda. Y es que se trata de un complemento muy importante en el look de la novia, a pesar de su carácter perecedero.

Siempre se puede poner en manos de los profesionales de la floristería para su conservación, pero si prefieres hacerlo en casa, te damos las claves:

En caso de que se trate de un ramo de novia, lo ideal es refrigerarlo en cuanto sea posible, tanto si lo hemos regalado como si preferimos conservarlo. Para ello, podemos pedir a los responsables del catering que nos lo guarden en un frigorífico durante toda la celebración. La mejor manera de preservar un ramo de flores es secarlo por completo.

Sigue estos paso:

- Retira las flores y hojas en mal estado y las que están en la parte baja del tallo. Si se trata de un ramo de flores que estaba en un jarrón, puedes cortar unos centímetros los tallos.

- Separas las flores y plantas del ramo y únelas en varios ramos, atándolas con cuerda.

- Cuelga boca abajo cada ramito resultante en un lugar oscuro y sin humedad.

- Cuando las flores estén secas recoloca las flores en el ramo con la disposición que más te guste y rocíalo con laca por completo para que se conserve mejor.

Otra forma de preservar un ramo como recuerdo especialmente si se trata del de una novia, es creando un cuadro. Para ello tendremos que seleccionar las flores y plantas del ramo que queremos conservar en el cuadro para secarlas antes. Coloca las flores frescas y plantas que te interesen entre papel de periódico o de estraza y coloca peso encima, como por ejemplo, con libros. Tendrás que ir cambiando las hojas del periódico a medida que absorban la humedad para que las flores se vayan secando por completo. Una vez se hayan secado por completo puedes hacer una composición en un marco del tamaño adecuado utilizando pegamento si es adecuado.

También te puede interesar: