Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo quitar manchas de la pared

Escrito por Redacción | abril 30, 2016 | Hogar |
Cómo quitar manchas de la pared

Las paredes de cualquier hogar necesitan una mano de pintura cada cierto tiempo ya que, sin que nos demos cuenta, llegan a acumular gran cantidad de suciedad. Nos percataremos de esto precisamente al realizar una mudanza, cuando al retirar los muebles de las paredes notemos que las partes más visibles se han oscurecido con el paso del tiempo, mientras que las que permanecían tapadas por los muebles mantienen el tono original de la pintura.

En estos casos, por mucho que nos esforcemos en las tareas de limpieza, solo una mano de pintura logrará dar un aspecto renovado a la vivienda. Y por eso es lo más recomendable a la hora de alquilar o vender un inmueble.

Pero podemos encontrarnos con que alguna de nuestras paredes recién pintadas o todavía con buen aspecto, presenta alguna mancha, rayón o huella muy evidente. ¿La única solución es pintar? No. En estos casos, lo mejor es atajar el problema en concreto, limpiando el área afectada para intentar evitar pintar toda la pared de nuevo.

Antes de comenzar a limpiar las manchas de la pared, te recomendamos que elimines el polvo que probablemente se ha acumulado con el paso del tiempo. Para ello, utiliza una escoba de pelo muy suave, un plumero o incluso una mopa limpia y da pasadas de arriba a abajo. Pasa la aspiradora cuando hayas acabado por el suelo para recoger la suciedad que se haya desprendido.

Entonces, llega el turno de eliminar las manchas de la pared. Para ello, te ofrecemos varias soluciones:

Agua con bicarbonato

Tanto en el caso de las paredes blancas como en las de color, el agua con bicarbonato será una solución inocua y efectiva. Para limpiar manchas comunes en la pared como las de huellas de pies y manos o roces, elabora una pasta de agua con bicarbonato y aplícala en las zonas a tratar con un trapo limpio. Deja que actúe unos minutos y después aclara la zona con un paño limpio humedecido en agua.

Para evitar que queden marcas, una vez hayas acabado de aclarar las zonas en las que hayas aplicado el agua con bicarbonato, es aconsejable secar bien con otro trapo limpio y seco.

También te recomendamos que, antes de comenzar con el proceso, protejas el suelo con plásticos para que no caiga agua.

Esponja borrador

Para usarla, basta con sumergirla en agua y escurrirla bien para que no gotee ni deje rastro de agua en la pared. Bastará con frotar la mancha con la parte blanca del borrador y comprobaremos cómo la suciedad se va quedando en la esponja. Trata de eliminar la suciedad con suaves pasadas cortas siempre en la misma dirección. Si necesitas aclarar la esponja y volver a repasar la zona, utiliza la parte del borrador que aún no se haya ensuciado.

Por otra parte, si la pared presenta algunos rayones causados por el roce con muebles, por ejemplo, puedes probar a eliminarlos con una simple goma de borrar. Eso sí, debes tener en cuenta que, si hace tiempo que pintaste, la zona que has borrado te puede quedar más limpia que el resto de la pared.

También te puede interesar: