Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo reaprovechar el pan duro

Escrito por Redacción | octubre 06, 2016 | Hogar |
Cómo reaprovechar pan duro

El pan es un alimento que consumimos en casa cada día, prácticamente en todas las comidas. Por eso no es extraño que alguna vez nos sobre pan bien porque hemos consumido menos de lo habitual o bien porque hayamos calculado mal al tener invitados en casa. Lo ideal es congelar el pan en el momento para futuros usos (consulta cómo congelar y descongelar pan correctamente), aunque no siempre caemos en este detalle. ¿Qué pasa cuando al día siguiente nos encontramos con el pan duro?

Evita tener que tirarlo a la basura con alguna de estas ideas que te proponemos para reaprovechar pan duro:

- Ablandar pan duro: si no tienes más pan en casa que el que sobró del día anterior, puedes hacer lo siguiente. Humedece por completo la barra de pan duro con agua y envuélvela en papel aluminio. Entonces, colócala en el horno frío y enciéndelo a 15oº durante 15 minutos. Saca la barra y comprobarás que se ha reblandecido por completo. Solo falta darle el toque crujiente, que conseguirás metiendo la barra en el horno de nuevo a la misma temperatura pero son cubrir con el aluminio, durante 5 minutos.

- Preparar pan rallado: ralla el pan duro y almacénalo en una bolsa de plástico o un tarro de cristal para utilizarlo en futuros empanados y recetas que lo requieran.

- Picatostes: aprovecha el pan duro como condimento de cremas, sopas y ensaladas preparando unos picatostes. Para ello, corta el pan en rebanadas, después en tiras y luego en cubitos. Fríelo en aceite de oliva con alguna especia o condimento al gusto (como ajo, orégano, tomillo, romero, etc.). Cuando los picatostes estén bien dorados, retíralos de la sartén y déjalos escurriendo en papel de cocina.

- Pan de ajo: otra deliciosa alternativa para dar una segunda vida al pan duro que tenemos en casa. Para elaborar el pan de ajo solo tenemos que preparar un aliño a base de aceite de oliva o mantequilla derretida, perejil y ajo. Picamos los ingredientes y los mezclamos con la mantequilla derretida para después untarlo en el pan, que habremos precortado en rebanadas sin llegar a partirlas por completo. Entonces, untamos cada lado de las rebanadas con el aliño de ajo y envolvemos el pan duro en papel aluminio para meterlo en el horno durante 5 minutos a 150º. Después, lo sacamos y retiramos el papel para volver a introducir el pan de ajo y esta vez dejarlo otros 5 minutos para que quede crujiente.

- Otras recetas: el pan duro sirve perfectamente para añadir a las recetas de salmorejo, para preparar torrijas o migas, para añadir a sopas de ajo o cebolla, para elaborar un pudín, etc.

También te puede interesar: