Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo regar tus plantas cuando te vas de vacaciones

Escrito por Redacción | junio 27, 2017 | Hogar |
Young woman cultivating home plants

¿Tienes plantas en tu casa y no sabes qué hacer con ellas durante tus vacaciones de verano? La opción más tradicional ha sido siempre dejarle las llaves de casa a algún familiar o alguna persona de confianza para que nos regase las plantas. De esta forma, nuestras macetas se mantienen durante el verano a pesar de nuestra ausencia. Pero si no es posible buscar a alguien que se encargue, hay otras opciones ingeniosas de autorriego que te van a permitir seguir disfrutando de tus plantas tras tus vacaciones.

La primera regla que tienes que tener en cuenta a la hora de irte de vacaciones es regar tus plantas de forma abundante y ubicarlas en un sitio donde tengan luz indirecta. En segundo lugar elige uno de estos métodos para mantener el riego «automático» para tus plantas entre 15 y 30 días:

Botella invertida
Es el método más sencillo: Llena una botella de agua de dos litros, haz un agujero pequeño en el tapón de la misma y húndela boca abajo en la tierra de la maceta. De esta manera la botella de agua funcionará como un gotero. Esta solución tiene un método más profesional sustituyendo el tapón agujereado de la botella por un regulador de riego por goteo que se puede comprar en cualquier tienda especializada.

Hidrojardinera
Existen maceteros que traen este tipo de soluciones integradas y permiten mantener regadas las plantas de 15 a 30 días. Estos maceteros tienen un doble fondo y están conectados por unas mechas. Solo tienes que llenar de agua la parte inferior para que funcione como depósito de agua y mediante la capilaridad el agua llegará al sustrato de la planta.

Cono de arcilla
Este truco casero es parecido al primero que contábamos que funcionaba con una botella de agua de plástico. En lugar del gotero, el cono de arcilla al ser poroso va a permitir el paso del agua y va a prolongar la duración del agua. Para preparar este sistema de riego, solo necesitas una botella de agua y un pequeño cono de arcilla que se vende con un adaptador para la botella. Y ya solo tienes que hundir la botella en la tierra de la planta.

Compuesto de agua gelificada
Esta solución es mucho más técnica que las anteriores. En las tiendas especializadas o por internet podrás comprar este compuesto de agua gelificada y su depósito correspondiente. Solo tendrás que cargarlo y enterrar la base en el sustrato de la planta para que el producto vaya haciendo su cometido.

También te puede interesar: