Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo y cuándo reponer la sal del lavavajillas

Escrito por Redacción | diciembre 22, 2016 | Hogar |
Cómo y cuándo reponer la sal del lavavajillas

¿Alguna vez te has parado a pensar en el trabajo que te ahorra el lavavajillas en la cocina? Además de permitirnos lavar de una vez y sin esfuerzo una buena cantidad de platos, vasos, cubiertos y menaje en general, este electrodoméstico consigue una desinfección que no podríamos igualar con la limpieza a mano, así como un ahorro considerable. Por eso es importante prestar atención al mantenimiento de nuestro lavaplatos, lo que incluye controlar la cal y mantener los niveles de abrillantador y sal óptimos para el buen funcionamiento del aparato.

¿Sabes para qué sirve la sal en el lavavajillas? Es esencial especialmente en hogares situados en zonas con aguas duras, es decir, con mucha cal, porque precisamente la sal para lavaplatos se encarga de atrapar los iones de calcio y magnesio de este tipo de aguas. Es decir, la sal interviene en el proceso de ablandado de las aguas duras en el lavavajillas. Esto implica que, si no reponemos la sal puntualmente en nuestro aparato, la vajilla podría quedar con restos de cal y estropearse poco a poco con los lavados. Igualmente, el exceso de cal puede llegar a obstruir la toma de agua del lavaplatos, generando la necesidad de una costosa reparación. Únicamente podrás ahorrarte la sal del lavaplatos si el agua de tu hogar es considerada blanda.

Este tipo de sal nunca se pone en contacto con el interior del lavavajillas durante el lavado, ya que solo discurre a través de un circuito conocido como suavizante que conduce directamente al desagüe por donde se eliminan las aguas residuales.

¿Cuándo reponer la sal del lavavajillas?

Hoy en día, cualquier modelo incluye un indicador que nos avisa cuándo hay que reponer la sal del lavavajillas, pero el momento concreto de rellenar el depósito es importante. Lo apropiado es recargar la sal justo antes de programar un lavado, para evitar así que los restos que se derraman dentro del aparato durante el proceso puedan oxidar y deteriorar el interior. Por eso, te recomendamos que rellenes el depósito e inmediatamente pongas en funcionamiento tu lavaplatos.

¿Cómo reponer la sal del lavavajillas?

El depósito en el que se vierte la sal para el lavavajillas está situado en la parte inferior del interior del aparato, a la que se accede al extraer la bandeja inferior. Ahí encontrarás un depósito con una tapa que debes desenroscar para verter la sal. Muchos lavaplatos incluyen también una especie de embudo que se coloca sobre el depósito para verter la sal con comodidad y sin verter restos en el interior del electrodoméstico. No obstante, si careces de esta pieza, también puedes usar un embudo tradicional de boca ancha.

No te preocupes si, cuando empiezas a verter la sal, el agua que contiene el depósito rebosa, porque es normal que suceda. Deberás seguir rellenando el depósito hasta el máximo de su capacidad, siempre que puedas volver a enroscar la tapa sin problemas.

También te puede interesar: