Cuidamos de ti y de tu hogar

¿Con qué frecuencia necesitas lavar la funda del colchón?

Escrito por Redacción | mayo 10, 2018 | Hogar |
¿Con qué frecuencia necesitas lavar la funda del colchón?

No nos cansamos de decirlo: estrenar sábanas limpias en la cama es un pequeño placer que la lavadora pone a nuestro alcance apenas sin esfuerzo. Por eso te solemos recomendar cambiar las sábanas, si no cada semana, al menos cada quince días. Pero, ¿cada cuánto hay que lavar la funda del colchón? ¿Hace cuánto que no la lavas? ¿Se debe lavar con la misma frecuencia que las sábanas aunque no esté en contacto directo con la piel? A continuación, damos respuesta a estas dudas que podrían surgirte.

Por un lado, queremos aclarar que nos vamos a referir a las fundas de colchón tradicionales. Las cubiertas para colchón acolchadas son de tipologías muy variadas y se limpian de manera diferente, con lo que te aconsejamos seguir las instrucciones que se indican en la etiqueta. Además, las versiones que contienen viscosa no se deben lavar.

Lo cierto es que deberías lavar la funda del colchón como mínimo cada dos meses. Es decir, no tan habitualmente como las sábanas, pero mucho más que las almohadas, por ejemplo. Las sábanas están en contacto directo con la piel, sus aceites corporales, el sudor y demás fluidos corporales. Aunque no es el caso de la funda del colchón, esta también acaba viéndose afectada por el uso, por lo que si dejamos que pase demasiado tiempo sin meterla en la lavadora, acabará acumulando mal olor.

A la hora de lavar la funda del colchón, consulta la etiqueta para saber qué temperatura debes usar y emplea la máxima posible para acabar con los ácaros y los gérmenes. La mayoría de las fundas se pueden lavar a máquina con agua tibia y secar en la secadora a temperatura baja.

En caso de que haya alergias respiratorias en casa, o que tus mascotas acostumbren a subirse a la cama, deberías lavar la funda del colchón con más frecuencia. Al menos, una vez cada quince días, aunque depende de la gravedad de la alergia y sus síntomas o las costumbres de cada mascota.

Por supuesto, ante cualquier mancha te recomendamos que laves la funda inmediatamente para evitar que se fije o queden olores. Especialmente cuando se trata de manchas de sangre o «escapes» de los niños o las mascotas.

TRUCO: si tienes que quitar la funda del colchón para lavarla pero no tienes una de repuesto, aprovecha para hacer una limpieza de mantenimiento del colchón:

- Esparce una capa de bicarbonato por toda la superficie para atrapar los olores.

- Aspira el polvo, los ácaros y los restos de bicarbonato

- Trata las manchas localizadas con el producto más adecuado (o agua y jabón), con ayuda de un cepillo para frotar y una bayeta para aclarar.

- Desinfecta y elimina los ácaros rociando el colchón con una solución con alcohol, agua y unas gotas de aceite esencial de lavanda. Recuerda que siempre puedes recurrir a fundas de colchón antiácaros. Deja que se evapore favoreciendo la ventilación de la habitación, mejor aún, si además entra el sol por la ventana.

Por último, si quieres tener co tu funda del colchón limpia la misma sensación que cuando estrenas sábanas limpias, te recomendamos usar alguna de las variedades de detergente líquido Flota, con novedosos perfumes exclusivos seleccionados por expertos perfumistas. ¡UN placer para los sentidos!

También te puede interesar: