Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos de planchado para principiantes: Guía de supervivencia

Escrito por Imagina Advertising | mayo 31, 2019 | Hogar, Salud |
Consejos de planchado para principiantes

¿Sabías que al planchar la ropa se evitan los gérmenes y bacterias de los tejidos? Además conseguimos que las fibras recobran su forma natural, alargando su vida durante más tiempo. ¡Ponle el broche a una colada perfecta!

Para que planchar no se convierta en una tarea engorrosa, desde Flota vamos a darte una serie de pasos indispensables y unos consejos para que tu ropa quede perfecta.

 

Asegúrate de que la prenda se puede planchar

Revisa bien las etiquetas de toda tu ropa y asegúrate que están elaboradas con tejidos que permitan el planchado para no estropearla. El material y sus especificaciones también es una información que hay que tener en cuenta:

  • El poliéster, el nylon, el acetato y las fibras acrílicas se planchan a temperatura tibia (si el nivel de calor es muy intenso, podrían derretirse o fundirse).
  • Las prendas de lana y tejidos similares, se planchan en caliente y con varias pasadas rápidas.
  • El algodón y el lino requieren que la plancha esté muy caliente y la aplicación de vapor para humedecer la prenda y eliminar mejor las arrugas.
  • La prendas de seda se tienen que planchar a temperatura tibia. Se planchan del revés, con una pasada rápida y usando algo de vapor.

 

Coloca la prenda en una tabla y cuélgala bien 

Si no dispones de una tabla, colócala en una superficie plana y siempre con un paño entre la superficie y la ropa.Presta atención para que no quede ninguna arruga, ya que si la hay y planchas por encima, la resaltarás más y será más complicado eliminarla después.

Cuando acabes de planchar una prenda, cuélgala inmediatamente en una percha y deja que se seque con el aire. De otra forma, seguramente la prenda vuelva a quedar con arrugas.

 

¿Cuál es la mejor manera de planchar?

Depende de la prenda, la manera de planchar cambia. Si se trata de una camisa, primero planchar las mangas y puños, luego el cuello, espalda y la parte delantera. En el caso de pantalones y faldas, comienza por la parte de atrás, por la cintura, y termina dando las últimas pasadas en la zona frontal. Por último si se trata de piezas grandes como sábanas o manteles, puedes plancharlas dobladas y bien estiradas para más comodidad.

¡Cuidado! No dejes apoyada la plancha durante un tiempo prolongado sobre una prenda ya que la puedes quemar, realiza pasadas firmes y suaves.

 

Una cosa más…

Te recomendamos planchar la ropa cuando aún no se haya secado del todo y esté un poco húmeda. Ayúdate de un vaporizador: esto te hará eliminar las arrugas más persistentes.Además, si la prenda tiene botones y cremalleras evita planchar por encima, para no estropear ni la prenda, ni la plancha.

 

En Flota sabemos lo engorrosas que pueden resultar algunas tareas, por eso, tenemos muchos más consejos para ti. Síguenos en nuestras redes sociales y visita nuestra web para mucho más.