Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para colocar las cadenas al coche

Escrito por Redacción | febrero 07, 2015 | Hogar |
cadenas_coche

Las cadenas del coche son un instrumento imprescindible durante el invierno, especialmente en los días en los que los temporales de frío pueden desencadenar grandes nevadas que nos pillen por sorpresa en la carretera. En estos casos, las cadenas permitirán que nuestras ruedas se agarren a la carretera a pesar de la nieve para poder llegar así a nuestro destino.

Aunque son muchos conductores los que toman la precaución de llevar unas cadenas en el maletero, son también bastantes los que olvidan la importancia de saber cómo usarlas llegado el caso.

En primer lugar, debemos saber que las cadenas se han de colocar únicamente cuando el coche se encuentra en llano. Además, las cadenas deben ponerse en las ruedas tractoras (sobre las que se ejerce la tracción), lo que varía en cada automóvil. Lo más común es que sean las delanteras, excepto en los vehículos de tracción en las cuatro ruedas, en los que deben colocarse en todas ellas.

Asimismo, hay que comprobar que las cadenas que llevamos son las apropiadas para el tipo de rueda de nuestro vehículo, ya que los modelos varían en función del radio del neumático.

Por todo lo anterior, lo recomendable es practicar alguna vez con el coche en condiciones normales para que no pasemos apuros intentando ponerlas cuando la climatología lo requiera.

Los pasos para colocar las cadenas en las ruedas del coche son:

1. Las cadenas tradicionales para ruedas suelen constar de dos partes: un aro que se divide en dos partes y varias pequeñas cadenas dependientes de este. Lo primero que debemos hacer es desabrochar ese aro y pasarlo por detrás de la rueda, rodeando el neumático. Entonces lo cerraremos haciendo coincidir los extremos en la parte superior del neumático. Así, nos quedará colocado el aro en la parte interna de la rueda y las cadenas en la externa.

2. Entonces tendremos que cubrir la cara externa de la rueda (la más visible) con las cadenas, de forma que queden bien repartidas (para ello, el aro deberá estar centrado por la parte contraria). Para ello, iremos enganchando los anclajes de las cadenas, que varían en función del modelo.

3. El último paso será ajustar por completo la cadena a través del tensor: el extremo largo que sirve para tensar. Después conviene arrancar el coche y circular unos metros para que las cadenas se centren bien en la rueda y comprobemos que no es necesario realizar ningún ajuste más.

Una vez colocadas las cadenas en las ruedas de nuestro coche, es importante que no sobrepasemos los 50 km/h y que las retiremos en cuanto deje de haber nieve en la calzada para no dañar el vehículo.

Cómo retirar las cadenas del coche

Para quitarlas, tendremos que girar la dirección para que cada rueda sobresalga y así retirar con mayor facilidad los anclajes de las cadenas. En caso de que haya alguna parte bloqueada por la rueda, solo tendremos que mover un poco el coche para liberarla.

Tras quitar las cadenas, es necesario enjuagarlas con agua dulce y secarlas por completo con una toalla o trapo para garantizar que no las encontraremos oxidadas la próxima vez que las necesitemos.

Hay un segundo modelo de cadenas para el coche tipo malla (textiles) cuya mecánica es mucho más sencilla. Dispone de un elástico que nos permite cubrir la rueda sin mucho esfuerzo, como si de una funda se tratase. En este caso, ajustaremos la malla a la rueda todo lo posible y moveremos ligeramente el coche para cubrir toda la rueda. Las cadenas de malla suelen tener un precio superior, pero nos pueden ahorrar grandes esfuerzos ante una gran nevada en la carretera.

También te puede interesar: