Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para cuidar flores frescas

Escrito por Redacción | enero 26, 2017 | Hogar |
consejos para cuidar flores frescas

Las flores frescas dan alegría a los espacios donde son colocadas gracias a su alegre colorido y sus variadas formas. Por eso siguen siendo insustituibles, ni siquiera por las flores artificiales, a la hora de hacer un detalle o sorprender a una persona. Si tienes la suerte de haber recibido un ramo o un centro de flores frescas o directamente has decidido adquirirlas para decorar algún rincón de la casa, tu prioridad será prolongar su frescura al máximo para poder disfrutar de su belleza y aroma todo lo posible.

Desde Flota de ofrecemos algunos consejos prácticos para conseguir que tus flores frescas se mantengan como el primer día durante más tiempo.

- Cuando las flores frescas lleguen a casa primero es aconsejable dejarlas reposar en agua durante un par de horas (sin envoltorios ni cuerdas). Procura que el agua cubra casi por completo los tallos.

- Transcurrido el tiempo, debes cortar las puntas de los tallos en diagonal para colocar las flores en el jarrón definitivo. Si tu ramo cuenta con tallos más gruesos o leñosos, en vez de cortarlos puedes aplastarlos ligeramente en los extremos para que aguanten más.

- Utiliza un jarrón o florero limpio para colocar tus flores y arranca las hojas que vayan a quedar sumergidas en agua, ya que se pudrirán con toda seguridad.

- Una vez colocadas en el jarrón, evita manipular las flores con las manos para no deteriorarlas.

- Trata de mantener limpia el agua en la que están sumergidas tus flores frescas cambiándola a diario (si usas algún producto conservante no será necesario más que añadir agua fresca de vez en cuando). De vez en cuando, vuelve a cortar los tallos

- Coloca las flores frescas fuera del alcance directo del sol, evita situarlas en medio de corrientes de aire ni en ambientes demasiado cálidos (como puede ser cerca de una estufa).

- A medida que pasen los días, procura ir eliminando las flores, ramas y hojas que se hayan marchitado. Así evitarás el efecto contagio de las más próximas.

- Consigue que tus flores naturales duren más colocándolas durante unas horas al aire libre o bien en una habitación con la ventana abierta. Este truco será efectivo siempre que no haya temperaturas demasiado bajas que puedan afectar a las flores.

- Si quieres prolongar la vida de tus flores frescas puedes recurrir a conservantes para flores, que mantienen a raya las bacterias. Una alternativa efectiva es echar un trozo de aspirina en el agua: la razón de este truco popular es aportar a las flores una dosis de sales minerales que prolongue su vida.

- Evita comprar flores que estén expuestas al sol o que no sean frescas del día. En estos casos, siempre te durarán menos.

También te puede interesar: