Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para el mantenimiento de la secadora

Escrito por Redacción | abril 07, 2016 | Hogar |
Consejos para el mantenimiento de la secadora

La secadora es un electrodoméstico que resulta muy útil en zonas con climas húmedos y lluviosos, donde poner a secar la colada puede ser todo un quebradero de cabeza.  Se trata de un aparato que nos evita tener que tender la ropa que acabamos de lavar, dejándola preparada para el planchado.

El secado se produce mediante el calentamiento del aire que el aparato absorbe del exterior y que se expulsa en el interior del tambor, mientras este hace girar la ropa. Todo este proceso requiere un consumo de energía notable, por lo que, a la hora de comprar por primera vez o renovar este aparto, sería interesante comprobar qué gasto de energía implica.

Pero además, si queremos prolongar la vida útil de nuestra secadora y obtener su mejor rendimiento es conveniente que sigamos unos consejos de mantenimiento básicos:

- Limpia el filtro de pelusas: hazlo tras cada uso o, al menos, cada cinco programas aproximadamente. Retira los restos de tejidos que hayan quedado atrapados en el filtro para que no interfieran en el buen funcionamiento de la secadora.

- Vacía el depósito del agua condensada siempre que el aparato lo indique (en las secadoras de hoy en día suele ser lo habitual).

- Limpia la rejilla de entrada y salida de aire: pasa la aspiradora por esta zona al menos cuatro veces al año para eliminar pelusas y garantizar así que el aire fluye con facilidad.

- Limpia el sensor de humedad: se suele localizar en el marco de la puerta de carga y puede acumular restos de cal y suciedad que impidan su correcto funcionamiento. Es recomendable limpiarlo tras cada programa.

- Limpia el condensador: la OCU recomienda limpiarlo cada 10-12 programas, enjuagándolo con agua fría por delante y por detrás. Algunos aparatos cuentan con un testigo luminoso que avisa cuando es necesario que limpiarlo.

- Cuando instalas la secadora por primera vez o la cambias de sitio asegúrate siempre de que el tubo del desagüe está bien colocado, sin dobleces ni obstrucciones. Asimismo, debes tener en cuenta que el aire debe circular libremente alrededor del aparato.

También te puede interesar: