Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para eliminar el olor a sudor de la ropa

Escrito por Redacción | mayo 09, 2017 | Hogar |
ropa sudor ok

Con el buen tiempo y la subida de las temperaturas aumenta la sudoración, que es un proceso regulador de la temperatura corporal. El exceso de calor que sufrimos se contrarresta evaporando agua por distintas zonas de nuestra piel para refrigerar el cuerpo. Es un proceso natural y necesario, pero que tiene como consecuencias aspectos desagradables, como el mal olor en la piel y por ende, en la ropa.

No hace falta que hagamos un esfuerzo o una actividad deportiva: en primavera y verano basta con un trayecto a pie en la ciudad bajo el sol para que terminemos sudando, y la ropa limpia que nos hemos puesto por la mañana comience a empaparse. ¿Cómo combatimos el mal olor que a veces persiste en la ropa? Vamos a analizarlo con varios sencillos consejos.

- Prevenir es la función fundamental que tenemos que practicar a diario. Es posible que en verano no sea suficiente con el desodorante que utilizamos de forma habitual, por eso es aconsejable optar por un producto más eficaz e intenso. En farmacias hay multitud de desodorantes especiales para la sudoración excesiva, y que además son respetuosos con la piel.

Otro truco: si la ropa solo tiene una puesta y queremos guardarla para ponérnosla en otra ocasión, es aconsejable ventilarla un poco sobre una silla, o incluso colgarla en el tendedero para que se airee antes de doblarla y guardarla en el armario. De esta forma se elimina la humedad y se impide que el mal olor se traslade al resto del guardarropa.

Un aspecto muy a tener en cuenta es utilizar prendas de tejidos que transpiren, como el algodón, el lino o la seda. También es aconsejable huir de las prendas ajustadas que se ciñen en exceso a la piel, oprimiéndolas y causando más calor. Opta opta por pantalones, vestidos o camisas sueltas, que además son más fresquitas y no concentran el sudor.

- Ahora bien, si después de seguir estos consejos y una vez lavada la ropa en la lavadora, el olor a sudor persiste, algo que suele suceder cuando la sudoración es fuerte, hay varios trucos caseros que te pueden ayudar.

1. Haz una mezcla de bicarbonato de sodio con agua y aplícala con una esponja por las zonas de la ropa que acumulen el olor: habitualmente las axilas. Deja que la prenda repose durante toda la noche con este remedio aplicado y al día siguiente ya está lista para la lavadora. Otra opción, si tienes varias prendas con el mismo problema, es mezclar el bicarbonato con el detergente directamente en la lavadora.

2. Otro remedio muy sencillo es mezclar un par de cucharadas de jugo de limón o de vinagre blanco con un litro de agua y pulverizar sobre la zona conflictiva antes de lavarla. De hecho, tener un pulverizador siempre a mano con esta mezcla puede venirte muy bien siempre, sobre todo en verano y si hay adolescentes en casa.

3. El amoniaco junto a la pastilla de jabón básico de toda la vida es otro dúo eficaz, que requiere agua templada y sumergir durante unos diez minutos la prenda en su interior para, a continuación, lavarla en la lavadora.

4. Con el buen tiempo, descarta la secadora: los olores se fijan más con el calor, por eso es aconsejable tender la ropa justo después de que termine el ciclo de lavado. No solo para evitar el desagradable olor a humedad, sino para ayudar a que desaparezca el olor a sudor. Si aplicamos cualquiera de los remedios caseros expuestos arriba, pero no hacemos un buen secado aireando la prenda al sol, perderemos eficacia.

También te puede interesar: