Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para hacer que tu mampara de ducha brille

Escrito por Redacción | agosto 13, 2018 | Hogar |
Consejos para hacer que tu mampara de ducha brille

Cuando te das una ducha estás manchando tu mampara de ducha sin ser muy consciente de ello. Sigue leyendo para descubrir cómo limpiar las mamparas de bañeras y mantenerlas impecables.
Haz que tu mampara de ducha brille y el baño parecerá otro…

1. Restos de cal

Sobre todo si vives en zonas de agua dura, la huella del agua en el cristal de la mampara será inevitable. Es útil recurrir a una mezcla de vinagre destilado con jabón lavavajillas en proporciones iguales. Sin embargo, si la ducha está hecha de piedra, el vinagre podría dañarla. En su lugar, mezcla un poco de jabón  con bicarbonato de sodio hasta que quede bastante espeso, como un glaseado. Por último, frota sobre tu mampara de ducha de vidrio con una esponja antiarañazos. Deja secar y saca brillo con un paño de microfibra seco o un papel.

2. Multitarea

Aprovecha el momento de la ducha para limpiar la puerta de la mampara. El agua tibia que has usado ya ha reblandecido la suciedad, así que tienes la mitad del trabajo hecho. Usa una esponja para repasar la superficie y prolongar la limpieza en profundidad de la mampara de la ducha. Solo tendrás que secar y abrillantar para dejarla impecable, como si acabaras de hacer limpieza.

3. Un truco de la abuela

Para limpiar tu mampara de baño de vidrio, corta un limón por la mitad y sumérgela en bicarbonato de sodio. Luego frota la puerta de vidrio. Si es posible, una vez que hayas limpiado el vidrio, también frótalo con un poco de aceite de limón. El aceite repelerá el agua para que el jabón no se seque sobre el vidrio.

4. Herramientas multiuso

Usa un cepillo de dientes para fregar el marco de metal alrededor de la mampara de baño. Un raspador de pintura te puede ayudar a eliminar la suciedad que se encuentra pegada entre el metal y la mampara. Si usas una cuchilla de afeitar, cuidadosamente y con aplicación suave, puedes raspar manchas de minerales de vidrio plano.

5. La prevención es la clave

Lo mejor que puedes hacer para mantenerla impecable y sin ninguna marca es secar tu mampara de ducha después de cada uso. Coloca algún paño cerca de la ducha para secarla cuando lo necesites y te será más fácil recordarlo. Esto ayudará a evitar que los rastros de cal se acumulen o que se forme moho, por lo que no tendrás que fregar tanto cuando corresponda la limpieza profunda.

6. Limpiador casero para la mampara

El uso habitual de un rociador de ducha te permitirá prolongar el tiempo entre las limpiezas profundas. Elabora tus propios productos a bajo precio y sin químicos agresivos. Por ejemplo: mezcla una taza de agua con media taza de vinagre, más un poco de jabón para lavar platos y 10-20 gotas de tu aceite esencial favorito. Guárdalo en la ducha y rocía la mampara de vidrio de arriba hacia abajo después de escurrirla. Si tienes una ducha con azulejos de piedra, no agregues el vinagre.

Las mamparas de ducha son realmente cómodas e higiénicas, pero solo resultan estéticas si las mantenemos como nuevas y totalmente limpias.

También te puede interesar: