Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para limpiar prendas de lana

Escrito por Redacción | abril 23, 2015 | Hogar |
Consejos para limpiar prendas de lana

Con la entrada en la primavera, poco a poco vamos desterrando las prendas de abrigo en nuestros armarios o altillos. Entre ellas, abrigos, bufandas, mantas y demás prendas de lana. Pero antes de que guardemos definitivamente este tipo de ropa de abrigo, conviene limpiarla para que no acumule olores ni suciedad durante los meses de calor.

VER TAMBIÉN: Cómo quitar las bolitas de las prendas de lana

Las prendas de lana pura no se deben lavar con la misma frecuencia que el resto de los tejidos ya que pueden deteriorarse con cierta facilidad. Pero sí puedes aprovechar el cambio de armario para hacer una limpieza general de tu ropa de lana. Toma nota de estos consejos:

Para limpiar un abrigo de lana en primer lugar debes consultar la etiqueta para ver si puede meterse en la lavadora y comprobar en qué tipo de programa. Por lo general, suele recomendarse que la prenda de lana se lave con un programa delicado, con agua fría y dentro de una bolsa de lavandería que lo proteja. Para secar el abrigo, puedes colgarlo de una percha al aire sin que le de el sol.

Si prefieres no arriesgarte y lavar el abrigo a mano, hazlo en la bañera o en un gran barreño, usando agua fría y detergente especial para lana. Procura que el detergente impregne toda la prenda haciendo que gire dentro del agua. Después, aclara con abundante agua fría hasta que desaparezcan los restos de jabón por completo. Para secar el abrigo de lana, colócalo extendido en llano sobre una toalla grande y vete enrollándolo suavemente para que absorba la humedad y déjalo así unos minutos. Por último, cuélgalo en una percha para que se seque al aire.

- Para limpiar bufandas de lana la mecánica será la misma que con el abrigo. Consulta la etiqueta y, para una mayor seguridad lava la pieza a mano, sin retorcerla demasiado para escurrir el agua. Realiza la operación de secado con la toalla de igual manera y luego tiende la bufanda a la sombra, en un lugar ventilado.

- Cómo limpiar mantas de lana: las tradicionales mantas de lana tienden a acumular gran cantidad de polvo y, con el tiempo, hasta olores. Por ello, lo primero que debemos hacer es sacudirlas al aire libre, como si de una alfombra se tratase. Después debes proceder al lavado a mano en agua fría, con un tratamiento casero para eliminar olores.

Lo mejor es que llenes una bañera con agua fría y un par de tacitas de detergente especial para lana remueve con suavidad la manta dentro del agua para que todo se mezcle y se impregne bien. Después, deja que actúe durante unos 20 minutos y entonces vacía la bañera para comenzar con el aclarado con agua fría.

Una vez aclarada la manta, vuelve a llenar la bañera con agua fría mezclada con dos tazas de vinagre blanco y déjalo reposar durante 15 minutos. Después de este paso, puedes aclarar la manta con abundante agua fría o meterla en la lavadora para un aclarado delicado. Por último, tiende la manda al aire libre, preferiblemente al sol.

 También te puede interesar: