Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para que tu ropa de otras temporadas no acumule olores

Escrito por Redacción | mayo 07, 2015 | Hogar |
olores ropa

Con la llegada de los primeros días de calor empezamos a recuperar las prendas de la temporadas de primavera y verano en nuestros hogares. Al hacerlo, muchas veces nos llevamos la desagradable sorpresa de que la ropa ha cogido malos olores mientras ha estado almacenada en el armario o en algún altillo durante el invierno. Olores que cuando la guardamos no detectamos porque probablemente se hayan originado por un almacenamiento descuidado por nuestra parte.

Toma las siguientes precauciones si quieres que tus prendas se mantengan frescas y libres de malos olores de una temporada a otra:

1. Lava todas las prendas antes de guardarlas, porque si decides dejar ropa sin lavar (aunque apenas te las hayas puesto), al año siguiente, toda la ropa de ese armario tendrá un olor extraño.

2. Si aun después de haber lavado toda la ropa detectas que quedan prendas con olor a humedad (ropa deportiva, toallas, etc.), vuelve a meterlas en la lavadora hasta que se elimine por completo. Para conseguirlo puedes usar vinagre y bicarbonato en la lavadora para neutralizar el olor a humedad. Echa una taza de vinagre y una dos cucharadas de bicarbonato de sodio en la cubeta del detergente y, si quieres, añade también suavizante en su compartimento.

3. Hay prendas cuyos tejidos se secan con mayor dificultad que otros. En el caso de estas prendas, es recomendable meterlas en la secadora para eliminar cualquier rastro mínimo de humedad que pueda dar origen a malos olores en un altillo o armario.

4. Si tienes que emplear bolsas para guardar ropa en los altillos, elige las de envasar al vacío que se comprimen fácilmente, extrayendo el aire con el aspirador. Así conseguirás que la ropa permanezca libre de humedad y evitarás los malos olores. Además, descubrirás que se ahorra mucho espacio y todo permanece doblado y ordenado.

5. Siempre que vayas a guardar ropa por una larga temporada, procura hacerlo en un armario ventilado y que no tienda a acumular humedad.

6. Si lo deseas, puedes perfumar los armarios en los que guardas la ropa de otras temporadas con unas bolsitas de lavanda, que además de dejar un agradable aroma, mantendrán a las polillas a raya.

También te puede interesar: