Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para sacar partido al lavavajillas

Escrito por Redacción | febrero 21, 2017 | Hogar |
Consejos para sacar partido al lavavajillas

Hace años que el lavavajillas llegó a nuestras vidas para facilitarnos la vida en la cocina y ahorrarnos tiempo, molestias y esfuerzo en la limpieza. Sacar partido al lavavajillas nos permite además unas óptimas condiciones de seguridad alimentaria en la cocina, ya que además de dejar los platos limpios, también los desinfecta, algo que con la limpieza a mano resulta impensable. Igualmente, otra de las ventajas de los lavaplatos es que nos permiten ahorrar agua ya que hacen un uso más eficiente de esta que el que podemos conseguir fregando a mano.

Toma nota de estos consejos para sacar el máximo partido al lavavajillas:

- Separa bien los platos aprovechando los emplazamientos destinados para ello para que quede espacio suficiente y se limpien bien. Si tratas de aprovechar demasiado el espacio es posible que la vajilla no quede del todo limpia.

- Espera a llenar el lavavajillas y hazlo con cabeza. A veces tenemos la tentación de introducir un utensilio de menaje de gran volumen en el lavavajillas, de forma que nos quedamos sin espacio para lavar otras muchas piezas. Valora si merece más la pena lavar ese gran utensilio a mano y dejar el espacio que ocupa para aprovecharlo mejor.

- Lava los utensilios de plástico en la bandeja superior para evitar que se deterioren con las altas temperaturas que se alcanzan en la parte inferior.

- Comprueba que las aspas no chocan con el menaje y pueden circular libremente para garantizar un lavado óptimo. Debes tener esto en cuenta cuando laves utensilios o platos nuevos, cuyo tamaño quizá supere a los habituales.

- Coloca los recipientes boca abajo para que se limpien bien y no acumulen agua al final del programa.

- A la hora de recoger el lavavajillas, espera al menos media hora antes de abrirlo para que se evapore la humedad. Si lo abres antes de tiempo, se producirá condensación y el menaje quedará mojado.

- Cuando vacíes el lavaplatos hazlo de abajo a arriba. Si comienzas por la superior, es muy probable que mojes las piezas que están debajo con restos de agua que hayan podido quedar en los utensilios de la cesta superior.

- Si tras una comida no has logrado llenar el lavavajillas, pero temes que acumule mal olor, basta con que programes el prelavado, que enjuagará toda la vajilla y evitará olores desagradables. Es una opción muy útil para cuando tenemos platos y recipientes manchados con restos de pescado, por ejemplo.

También te puede interesar: