Cuidamos de ti y de tu hogar

Siete consejos para mantener tu ropa deportiva sin olor

Escrito por Redacción | abril 15, 2014 | Hogar |
Consejos para mantener tu ropa deportiva sin olor

El olor a humedad e incluso a sudor es habitual en las prendas deportivas, incluso después de haberlas lavado. Sobre todo, cuando se trata de prendas de uso muy frecuente. Llega un momento en que, si no las cuidamos adecuadamente, parece imposible desprenderse de ese hedor.

Lo mismo sucede con las bolsas y mochilas que usamos para transportar la ropa, el calzado y los utensilios del gimnasio, máxime, si además tenemos que llevar una toalla húmeda. A veces solo con el lavado no es suficiente, por eso te damos algunos consejos para que tu ropa deportiva y tu mochila se mantengan frescos:

Saca la ropa de la bolsa en cuanto llegues a casa y lávala lo antes posible. Si no es el caso, tiéndela en algún sitio ventilado para que se desprenda de la humedad. En ningún caso la almacenes mucho tiempo sucia en la lavadora e intenta no mezclarla con el resto de la ropa sucia en el cesto.

Saca de la mochila el calzado nada más llegar a casa. Usa polvos desodorantes para las zapatillas o zapatos y colócalos en un lugar ventilado. Si ya tienen muchos usos, pásalas por la lavadora, en un ciclo delicado y con agua fría.

Una vez finalizado el lavado, no dejes mucho tiempo la ropa mojada dentro de la lavadora para evitar el olor a humedad. Cuanto antes la tiendas mejor será el resultado. Sobre todo en prendas de fibras naturales (algodón, seda, hilo,…), el olor a humedad es más difícil de combatir.

Secado rápido, pero al natural

Tiende la ropa en un sitio con condiciones que garanticen el secado más rápido: bien ventilado, al sol o en una estancia con calefacción, en caso de que sea invierno. Evita usar la secadora para no dañar este tipo de prendas, por lo general sintéticas.

Usa un detergente específico para ropa deportiva (algunos se pueden combinar con el jabón habitual), que trate con suavidad las prendas y a la vez garantice una desodorización profunda, así como la eliminación de las moléculas olorosas.

Para evitar el olor concentrado en la bolsa de deporte, manténla abierta y ventilada siempre que puedas, refréscala de vez en cuando colocando en su interior hojas suavizantes de secadora y métela de vez en cuando en la lavadora, con un programa delicado.

Y si aún así el olor no se va… prueba alguno de estos trucos:

  • Mojar con agua caliente la zona en cuestión y esparcir bicarbonato sódico hasta que se forme una pasta. Déjalo reposar unas horas y vuelve a meterlo en la lavadora.
  • Vierte media taza de vinagre (neutraliza el olor del sudor) en la lavadora y prográmala con el detergente habitual.