Cuidamos de ti y de tu hogar

Cultivar hierbas aromáticas en casa

Escrito por Redacción | julio 05, 2017 | Hogar |
fresh thyme and cilantro herbs in white pot on window

¿Te gustaría cultivar hierbas aromáticas como albahaca, hierbabuena, perejil, tomillo o romero? Con estas plantas en casa podrás disponer siempre de condimentos para cocinar y también podrás utilizarlas para hacer remedios naturales. Toma nota de algunas características y cuidados que necesitan

Son plantas que, generalmente, se adaptan bien a su entorno, no necesitan muchos recursos para su mantenimiento y son muy «agradecidas». Lo que queremos decir, es que no importa que no dispongas de un jardín en casa para tener estas plantas, podrás cultivarlas en el interior de tu casa, en algún punto donde puedan tener luz directa o indirecta, en tu balcón o en la ventana de tu cocina. De esta manera, tendrás en casa un pequeño huerto que le dará color.

Mejor cultivar semillas

Para cultivar estas plantas tienes dos opciones. Comprar la planta ya preparada o comprar la semilla y hacer tú mismo el preparado de tierra con las semillas para que germine. Si compras la planta ya cultivada, te recomendamos que lo hagas en una tienda especializada y preguntes por las condiciones en las que ha crecido para que el cambio de ecosistema no le afecte a la planta. En muchos casos, estas plantas han crecido rápidamente bajo un foco de luz artificial y el cambio de condiciones le afectará tanto que no podrán adaptarse y tendrán una vida corta. En definitiva, si quieres que tus plantas tengan una vida larga te recomendamos que plantes tus propias semillas. Así tendrás más éxito.

La hierbas aromáticas son cultivos que necesitan continuos micro riegos. Lo ideal es que mantengan siempre la humedad y no lleguen a encharcarse. Y necesitan un clima templado y regular, sin excesos de frío ni de calor. También es importante que si las tienes en la cocina estén alejadas de cualquier foco de calor.

Para comenzar te recomendamos que prepares dos macetas con hierbas aromáticas que sean compatibles entre sí. Por un lado, cultiva romero, tomillo, salvia y orégano; y por el otro, perejil, albahaca y cebollino. La primera maceta necesitará poca agua y la segunda todo lo contrario.

¿Estás listo ya para cultivar tus plantas aromáticas? ¡Manos a la obra! Prepara el drenaje en la parte inferior de la maceta con arcilla expandida o trozos de cerámicas, Introduce la tierra, coloca tus semillas, cúbrelas de tierra y comienza a regarla. Tendrás que ir observando poco a poco tus macetas para ver su comportamiento y determinar si necesitan más horas de luz, directa o indirecta, más o menos riego.

También te puede interesar: