Cuidamos de ti y de tu hogar

Diez claves para la colada perfecta

Escrito por Redacción | febrero 27, 2016 | Hogar |
Diez claves para la colada perfecta

Poner la lavadora puede parecer una tarea sencilla, pero hacer la colada perfecta, combinando ahorro, eficiencia y buenos resultados, es otra cosa. Si tu ropa sale arrugada, con manchas, desteñida, olores o incluso estropeada, hay algo que estás haciendo mal. Igualmente, ahorrarás energía y producto si conoces las claves para poner la lavadora de la manera más eficiente. Toma nota:

1. Trata las manchas antes de poner la lavadora. Utiliza productos específicos que garanticen que la mancha desaparecerá tras el lavado. Te ahorrarás tener que volver a meter las prendas en la lavadora. Puedes utilizar oxígeno activo, lejía o percarbonato de sodio para la ropa blanca, e incluso un lavavajillas potente para las manchas de grasa.

2. Usa la dosis justa de detergente y suavizante. Si echas más de la cuenta, mancharás la ropa y puede que no se aclare correctamente. Cuando la ropa no esté muy sucia, puedes incluso reducir la cantidad de detergente que indica el fabricante.

3. Evita los programas de agua caliente a menos que tengas que lavar ropa muy sucia. Con los lavados de agua fría se ahorra gran cantidad de electricidad. La que emplea la lavadora para calentar el agua.  Utiliza programas a 30º o 40º cuando necesites hacer lavados más intensos.

4. No llenes exageradamente la lavadora, ya que la máquina tendrá que trabajar más y la ropa no se lavará bien. Consulta el peso máximo que admite tu lavadora par saber cuál es la carga ideal. Como referencia, debe caber una mano abierta en el tambor una vez lo hayas llenado. Tampoco poner lavadora con poca carga es aconsejable, ya que incurriríamos en un gasto innecesario de agua, detergente y energía.

5. Ten cuidado con cremalleras, corchetes, velcros y botones ya que se pueden enganchar en los tejidos dando lugar a enganchones y a las odiosas bolitas de los jerseys. Lo mejor es que cierres cremalleras, corchetes y velcros y dejes abiertos los botones de las camisas, rebecas o prendas similares.

6. Separa las prendas por colores y, cuando sea necesario, por tejidos. Lo mínimo es que laves la ropa blanca por separado de la de color y, si hay prendas que presenten mucha suciedad, lavarlas aparte o prelavarlas antes de introducirlas en la lavadora.

7. No introduzcas en la lavadora prendas que estén deterioradas, con botones a punto de descoserse, cremalleras enganchadas, velcros despegados o dobladillos medio descosidos.

8. No metas ropa doblada o enrollada en el tambor porque no se lavará correctamente y saldrá más arrugada.

9. Lava las prendas delicadas, como las medias, en bolsas especiales de lavado que las mantienen a salvo de roces y enganchones.

10. Combina en cada lavado prendas de diferente tamaño para aprovechar bien el espacio del tambor y garantizar una limpieza eficiente.

También te puede interesar: