Cuidamos de ti y de tu hogar

Diez consejos para comprar un coche de segunda mano

Escrito por Redacción | febrero 27, 2014 | Hogar |
Diez consejos a tener en cuenta antes de comprar un coche usado

La adquisición de coches usados se ha convertido en una práctica habitual a la hora de cambiar de automóvil en una familia. De hecho, ya hace unos años que en España se venden más vehículos de segunda mano que nuevos. Dentro de este mercado un 47% corresponde a coches con más de diez años ya que su menor importante facilita el pago sin recurrir al crédito.

Este hecho entraña algunos riesgos. Al haber una mayor demanda el precio de estos coches ha subido un 17% en los últimos años, según informan los concesionarios, y al ser el 60% de las transacciones entre particulares las garantías bajan. Por ello, hay que estar seguro de que el coche que se adquiere no tiene algún problema. El portal coches.com ha realizado una lista de consejos para evitar que las posibles averías supongan que el coche de segunda mano salga más caro que uno nuevo.

Decálogo para localizar problemas en el coche

  1. Arranque: Si el coche no arranca de inmediato o el ralentí es estable puede haber problemas graves.
  2. Dirección: La dirección debe volver a ponerse recta cuando giras, ya en marcha. También puedes utilizar un viejo truco. En línea recta (a unos 80 km/h), suelta el volante y comprueba que el coche no se va hacia algún lado. Una vez parado, gira el volante del todo a un lado y otro para comprobar que no se oye ningún chasquido. Si es asistida, comprueba que no cuesta más girar hacia un lado que a otro.
  3. Transmisión: Si al girar y acelerar suena un chasquido, es síntoma de algún problema. Hay que prestar atención a las juntas de goma que hay antes de su unión con las ruedas y a posibles pérdidas de aceite en la zona donde se une con la caja de cambios.
  4. Suspensión: Para conocer el estado de los amortiguadores puedes empujar con fuerza sobre el coche, justo encima de cada rueda. Cuando llegue al punto de máxima compresión, suelta y si al volver hay un rebote es síntoma de que los amortiguadores no están muy bien.
  5. Escape: Si el color del humo que sale por el tubo de escape es azul indica consumo de aceite, si es blanco significa que falta carburante en la combustión y si es negro que consume demasiado combustible.
  6. Faros: Comprueba que todas las luces del coche funcionan. Si la intensidad no es constante, puede deberse al alternador o al cableado.
  7. Líquidos: Pregunta siempre cuando se realizaron los últimos cambios y pide papeles que lo atestigüen. Hay que prestar atención a su estado. El aceite no debe estar ni muy negro ni muy viscoso. Si el líquido de frenos está en mal estado estará muy oscuro. En cuanto al líquido anticongelante, hay diferentes colores en función de las marcas, comprueba que el nivel es el adecuado, de no ser así podría indicar una fuga.
  8. Cambio: Las marchas no deben tener holguras entre ellas y deben entrar con suavidad. En punto muerto, pisa el embrague. Si hace ruido quizá haya que cambiar el líquido de la caja de cambios.
  9. Frenos: Frena con contundencia, si el coche se va hacia un lado, hay problemas en discos o pastillas. Es importante que compruebes que el ABS funciona porque el arreglo es más caro. Para ello, lo mejor es probarlo por un camino de tierra a poca velocidad y frenar a fondo. Si el pedal no vibra, es que el ABS está averiado.
  10. Climatización: Comprueba también que el aire acondicionado expulsa aire frío en menos de un minuto. Si no se arregla con una recarga de líquido puede que haya fugas en el circuito y necesitará un arreglo caro.