Cuidamos de ti y de tu hogar

Diez cosas que no se deben meter en el lavavajillas

Escrito por Redacción | septiembre 30, 2014 | Hogar |
Diez cosas que no se deben meter en el lavavajillas

El lavavajillas es un electrodoméstico que nos alivia la carga de trabajo en la cocina, por lo que se ha convertido en un aparato imprescindible en los hogares. Es capaz de lavar platos, cubiertos y menaje con gran efectividad y ahorrando agua y detergente. El único inconveniente llega a la hora de utilizarlo para lavar cierto tipo de recipientes y utensilios frágiles o de material sensible. Los antiadherentes, barnizandos, esmaltados y pegamentos, por ejemplo, son enemigos de la potencia del lavavajillas, que desinfecta en profundidad gracias a las altas temperaturas que llega a alcanzar.

Por eso, te enumeramos los materiales y piezas que los fabricantes no recomiendan introducir en este electrodoméstico:

  1. Utensilios de madera: si introduces en el lavaplatos cucharas o cuencos de madera comprobarás que se acaban deteriorando con el exceso de humedad. Además, si están barnizados, perderán su cobertura protectora, lo que hará que se estropeen con mayor rapidez. Lávalos siempre a mano teniendo en cuenta estos consejos sobre cómo limpiar utensilios de cocina de madera.
  2. Las sartenes y ollas antiadherentes: este tipo de menaje lleva una cobertura muy delicada que irá perdiendo sus propiedades tras unos pocos lavados en el lavavajillas. Lávalas siempre a mano, con un estropajo suave para que no se peguen a la hora de cocinar.
  3. Recipientes y utensilios con etiquetas: las pegatinas de los envases nuevos se irán desprendiendo bajo la acción del calor, el detergente y la humedad y no solo mancharán el resto de recipientes durante el lavado, sino que pueden llegar a atascar el filtro de tu lavaplatos.
  4. Ollas y sartenes de cerámica: para no estropear sus propiedades antiadherentes, conviene fregarlas a mano con un jabón suave.
  5. Cuchillos afilados: si tienes cuchillos de buena calidad, friégalos a mano siempre que puedas, porque los lavados en el lavaplatos hacen que el filo se deteriore. Intenta secarlos siempre con un trapo para que no acumulen humedad.
  6. Vajillas con baños de oro: el precioso acabado de tu vajilla se echará a perder con unos pocos lavados en el lavavajillas. Siempre que puedas, friega y seca a mano estas piezas.
  7. Copas de cristal fino: es muy fácil que aparezcan rotas tras un programa en el lavaplatos. Además, si las introduces con frecuencia, también perderán brillo y se irán rayando. Además, las copas y vasos de cristal con plomo (se usa para que brillen) no se consideran aptas para este electrodoméstico.
  8. Ollas y sartenes de aluminio: verifica con el fabricante si las que tienes son aptas para el lavaplatos, ya que es frecuente que no sea así.
  9. Fiambreras y plásticos, arriba: coloca siempre este tipo de menaje en la bandeja superior, para que el calor no deforme las piezas.
  10. Piezas con pegamento: si introduces, por ejemplo, cubiertos con mangos pegados con pegamento, acabarán por despegarse por la acción del calor y el detergente.

También te puede interesar: