Cuidamos de ti y de tu hogar

Diez especias que no deben faltar en tu cocina

Escrito por Redacción | octubre 16, 2017 | Hogar |
Diez especias que no deben faltar en tu cocina

La cocina española y, en general, la mediterránea, no destaca por el uso de especias, sobre todo si son picantes. En cambio, el uso de ciertas hierbas como el romero, el laurel, el tomillo, el orégano o la albahaca, sí es esencial a la hora de elaborar un buen número de recetas de la dieta mediterránea. Sin embargo, hay cierto tipo de especias que merece la pena tener en la despensa, especialmente si de vez en cuando te gusta probar alguna receta nueva o innovar con platos de cocina internacional.

Aquí te proponemos una guía básica de las diez especias que más usamos en la cocina española y mediterránea:

Cayena: la cayena o pimienta roja se puede usar en la cocina molida o entera y seca. y aporta un regusto picante y ligeramente ahumado a los platos. Es un tipo de chile que nada tiene que ver con la pimienta a pesar del nombre común que se le da. Es un ingrediente básico de la cocina tailandesa e hindú, y el fruto fresco se emplea abundantemente en la cocina latinoamericana. En general, es un aderezo ideal para preparar carnes, salsas picantes, guisos de cuchara, pescados y mariscos.

Pimienta: negra, blanca o verde, aunque comúnmente nos referimos a la negra (piper nigrum). La pimienta verde corresponde al grano sin madurar; la negra está a medio madurar, y la blanca es el fruto ya maduro. En cuanto a sabor, la más potente es la negra y, a su vez, una de las más recurrentes en carnes, embutidos, pescados, ensaladas, verduras y guisos en general. De hecho, es pareja ideal junto con la sal en el aliño de productos y guisos (de ahí el concepto salpimentar). En la cocina se emplea en grano o molida, dependiendo del uso, aunque para captar todo su aroma se recomienda molerla en el momento de añadirla al plato. Aporta un toque picante y aromático que la convierte en imprescindible en cualquier cocina.

Comino: con un sabor intenso y contundente, es una especia de origen mediterráneo bastante presente en la comida española, especialmente en la del sur y exportada a la latinoamericana. Combina un sabor amargo con un toque dulzón muy peculiar y se utiliza en recetas famosas como el hummus, potaje de vigilia, papas arrugás, cous cous, cazón en adobo, etc. Se pueden utilizar las semillas o en formato molido.

Curry: en realidad es una mezcla de especias y hierbas cuya base es la cúrcuma y que se puede encontrar tanto en pasta como en polvo. Suele tener un sabor ligeramente picante y es muy característico de la cocina india. Ensaladas, arroces, legumbres, sopas, carnes, pescados, verduras, frutas,… casi cualquier producto puede cocinarse con curry.

Jengibre: esta raíz que llega hasta nuestra despensa por influencia de la cocina oriental, se puede aplicar a los guisos al natural (como raíz) o molida. Aporta un toque ligeramente picante a las comidas y suele emplearse en pastas, arroces, sopas, carnes, aves, pescados, bebidas y dulces. Además, es muy apreciada como remedio para los dolores de estómago.

Nuez moscada: se obtiene del fruto con el mismo nombre y tiene un sabor ligeramente dulce y muy aromático, que encaja bien con salsas de bechamel (croquetas), verduras de hoja verde como las espinacas, purés de verduras y carnes, entre otros. Fue introducida por los árabes en Europa y se utiliza sobre todo en la cocina holandesa.

Pimentón: otro clásico de nuestra cocina, que puedes encontrar en versión dulce (el más usado), picante y ahumada. Aportan color, aroma y sabor a los guisos de cuchara, pescados, carnes y verduras. Es ingrediente fundamental en platos como las patatas a la riojana, el pulpo a la gallega, la sobrasada y las patatas bravas.

Azafrán: conocido como oro rojo por su precio y su valor en la cocina. Es ingrediente fundamental de la paella y, con muy poca cantidad, aporta un color amarillo y un aroma muy característicos. También se utiliza en guisos con patatas, adobos y macerados como los de los pinchos morunos, legumbres y salsas en general.

Canela: su aroma inconfundible está presente tanto en recetas dulces como saladas. Resulta útil tenerla en la cocina tanto en rama como molida y se utiliza para cocinar tartas, bizcochos, galletas, pero también para aderezar carnes como el cordero o el cerdo, especialmente en la cocina de influencia oriental. También resulta útil para elaborar ambientadores caseros.

Vainilla: es un ingrediente esencial de galletas, bizcochos y helados que aporta un agradable regusto a caramelo en las recetas. Se puede utilizar vainilla en forma de vaina, en polvo, líquida o en forma de azúcar avainillado. También se utiliza para dar aroma a tés e infusiones.

También te puede interesar: