Cuidamos de ti y de tu hogar

Diez objetos repugnantes de casa que estás olvidando limpiar

Escrito por Redacción | junio 18, 2018 | Hogar |
Diez objetos repugnantes de casa que estás olvidando limpiar

Ciertas áreas de la casa se limpian a menudo. Sin embargo, algunos objetos suelen olvidarse con mayor facilidad y la suciedad y los gérmenes se acumulan sin darnos cuenta. Elimina las bacterias, polvo y mugre de los objetos domésticos que probablemente estás olvidando con estas pautas sencillas.

1. Tiradores de la cocina

Mientras preparas la cena, probablemente usas tus manos sucias para abrir la puerta del refrigerador, algún armario o cajón, incluso si acabas de manipular carne cruda. Si no limpias con frecuencia los tiradores de armarios, cajones, puertas y electrodomésticos de la cocina, estos objetos se convertirán en un caldo de cultivo para gérmenes y bacterias. Te recomendamos que una vez a la semana limpies con una mezcla de agua caliente y vinagre al 50%, para mantener la higiene de tu cocina, empezando por los tiradores.

2. Portacepillos de dientes

Mantén tus dientes impecables y tu portacepillos más limpio. Lleva este accesorio de baño al lavavajillas por lo menos una vez a la semana, o esterilízalo metiéndolo en un cazo a hervir con agua caliente y jabón. También es una buena idea esterilizar los cepillos de dientes individuales, especialmente si estas en una temporada de gripe. Si no son eléctricos, incluso te recomendamos sustituirlos.

3. Accesorios de equipos informáticos

Seguro que no reparas en todas las veces que has tosido, estornudado o te has sonado la nariz ante tu escritorio. Ahora piensa en la última vez que limpiaste el ratón y el teclado. Exacto. Es tiempo de desterrar las bacterias y evitar la propagación de gérmenes en tu oficina. Separa el teclado y el ratón de tu ordenador, luego sumerge un cepillo de cerdas suaves en agua jabonosa y frótalos suavemente. Consulta estos consejos para limpiar un ordenador portátil.

4. Portavasos del coche

¿Se derramó un poco de café durante un viaje? ¿Quizá un refresco? ¿Hay migas de los niños acumuladas? Usa un trapo empapado de agua caliente y jabón lavavajillas para fregar el interior de tu portavasos. Luego usa un palillo de dientes para alcanzar los rincones y eliminar cualquier suciedad restante. Para secarlo, usa un trapo limpio o una toalla.

5. Pasamanos

Mantén tu equilibrio bajando y subiendo escaleras sin necesidad de recoger ningún patógeno con tus manos. Usa toallas de papel empapadas en agua caliente y vinagre para fregar las barandas de la casa. Luego seca con un trapo abrillantador y, por último, da a los picaportes la misma desinfección.

6. Interruptores de la luz

Las manos sucias siempre tocan los interruptores de las paredes y las lámparas todos los días. ¡Y no solo las de los niños! Desinféctalos con un paño ligeramente humedecido en agua caliente y vinagre y sécalos con un trapo de abrillantar y listo.

7. Bolsas de compras reutilizables

Las bolsas de compra reutilizables son geniales, soportan una tonelada y ofrecen una alternativa más ecológica a las bolsas ligeras de plástico. Sin embargo, estas bolsas pueden comenzar a acumular manchas, oler y convertirse en un caldo de cultivo para las bacterias y el moho si no se limpian regularmente. Lava las bolsas de comestibles de tela  en tu lavadora o utiliza un trapo con desinfectante sin lejía para las de plástico.

8. Bandejas para cubitos de hielo

Es fácil rellenar automáticamente las bandejas de cubitos de hielo sin pensarlo demasiado. Pero las bandejas son susceptibles de recoger restos de comida y olores dentro del congelador. Cada vez que estén vacíos, dale a tus bandejas un lavado completo con agua caliente y jabón para lavar platos. de hecho, te recomendamos introducirlas en el estante superior del lavavajillas.

9. Botellas de agua

Antes de tomar otro sorbo de esa botella de cristal o servirte en un vaso, deja la botella. Colócala en remojo durante 5 o 10 minutos en agua con jabón. Luego usa un cepillo de botella para fregar el interior y la boquilla. Finalmente enjuaga bien y deja secar.

10. Grifos

Los grifos son los más sucios en tu hogar. Por eso frota los mangos a diario con agua caliente y jabón para lavar platos. Si deseas obtener una superficie brillante, de vez en cuando, haz una pasta con bicarbonato de sodio y vinagre, aplícalo al grifo, déjalo reposar y luego enjuágalo. Tendrás resultados satisfactorios.

También te puede interesar: