Cuidamos de ti y de tu hogar

Diez trucos para ahorrar en la compra

Escrito por Redacción | abril 01, 2014 | Hogar |
Trucos para ahorrar en la compra

La cesta de la compra es uno de esos imprescindibles del hogar que se lleva buena parte de nuestros ingresos cada mes. Bien porque cometemos excesos, porque caemos en demasiadas tentaciones o porque no calculamos correctamente las cantidades, a veces nos resulta imposible ahorrar en la compra semanal o mensual.

VER TAMBIÉN: Ahorrar en el hogar con pequeños y simples gestos

Pero en realidad, con un poco de cálculo y siguiendo una serie de consejos básicos podemos ahorrar una buena suma de dinero sin que nuestra nevera ni nuestro estómago se resientan por ello. He aquí diez trucos que te resultarán útiles:

  1. Revisa la despensa: cuando caigas en la cuenta de que te falta algún alimento o producto del supermercado, revisa antes los armarios para comprobar qué otras necesidades tienes para aprovechar el viaje. Así evitarás tener que visitar continuamente el supermercado para cosas puntuales que al final acaban convirtiéndose en carros de la compra. Si el producto no es urgente, lo mejor es que esperes a que la lista se engrose para hacer una compra más completa.
  2. Haz una lista: ya en el supermercado, las clásicas listas te ayudarán a no pasarte del presupuesto programado. Porque, salvo descuidos puntuales, si adquirimos un producto que no está en la lista de la compra, es porque no lo necesitamos realmente. Hoy en día existen aplicaciones para teléfonos móviles que te permiten elaborar listas virtuales y compartirlas con quienes hacen la compra en casa.
  3. Busca «horarios de oferta»: tanto en los mercados como en algunos supermercados, últimamente, se impone el pedido de género fresco en el día, lo que implica que al final de la jornada muchos productos bajen su precio llamativamente. Si acudes a última hora a ciertos supermercados, encontrarás productos como frutas, verduras, pescados y carnes en ofertas de liquidación.
  4. Compra con el estómago lleno: acudir a un supermercado con hambre suele ser garantía de que caeremos en caprichos que realmente no necesitamos en nuestra cesta de la compra y que engrosarán la cuenta final. La razón es tan simple como que cuando tenemos hambre todos los productos que vemos se nos hacen muy apetecibles.
  5. Planifica la comida de la semana: pensar en las comidas básicas de la semana te ayudará a comprar las cantidades adecuadas. Además, tienes la opción de hacer guisos para más de un día que amorticen más los productos que has comprado.
  6. Compara precios en supermercados distintos: a veces merece la pena elaborar diferentes listas de la compra para diferentes establecimientos, con los productos que son más baratos en cada uno de ellos. Sobre todo si aprovechamos cada viaje para aprovisionar nuestra despensa con grandes cantidades de esos productos más baratos. Si no conoces las diferencias de precios entre supermercados, puedes consultarlas a través de internet, donde además encontrarás páginas que comparan los precios de cada producto en unos y otros.
  7. Fija un presupuesto: si más o menos conoces el importe al que suele ascender tu compra semanal o mensual, trata de ceñirte a él calculando la cuenta final con cada producto que añadas al carrito.
  8. Elige productos de temporada: aunque haya, las frutas, verduras y pescados de otras temporadas son mucho más caros.
  9. Busca marcas blancas: suelen ser más baratas y no por ello de menor calidad. A veces, son fabricadas como marca B por las propias primeras marcas, lo que garantiza la calidad.
  10. Evita los precocinados: son más cómodos y rápidos a la hora de comer en casa, sobre todo para sacarnos de un apuro. Pero muchas veces su elevado coste no merece tanto la pena como comprar los ingredientes naturales y elaborarlo nosotros mismos.

También te puede interesar: