Cuidamos de ti y de tu hogar

Errores que cometes al poner la lavadora

Escrito por Redacción | febrero 11, 2016 | Hogar |
Errores que cometes al poner la lavadora

Seguro que crees que nadie a estas alturas puede enseñarte a poner la lavadora. Pero si lees alguno de estos errores clásicos, puede que te des cuenta de que puedes conseguir mejores resultados con tu ropa, tanto a la hora de sacar las manchas, como a la hora de conservar mejor las prendas.

- Usar demasiado detergente: un exceso de espuma puede impedir que la ropa no se aclare bien en la lavadora y, por tanto, parte de la suciedad se mantenga en ella. Sigue siempre las recomendaciones del fabricante y, si la colada está especialmente sucia, pretrata las prendas o utiliza programas intensivos. No por echar más detergente se quitarán mejor las manchas.

Además, debes tener en cuenta que, si añades oxígeno en polvo al cajetín, puedes prescindir de parte de la cantidad de detergente recomendada por el fabricante para el lavado.

- Lavar las toallas con agua fría: lo ideal es usar programas calientes e incluso intensivos para las toallas, cuyo uso doméstico requiere una desinfección específica. Sobre todo si alguien en casa tiene problemas de piel, hongos, infecciones, etc.

- Llenar poco / demasiado la lavadora: si no llenas la lavadora a la hora de programarla estarás desperdiciando agua y electricidad (sobre todo si es un programa caliente). Así que trata de aprovechar debidamente cada lavado, apartando prendas por colores o materiales, si es preciso, hasta que juntes la suficiente cantidad para poner la lavadora.

Por otro lado, si llenas demasiado la lavadora, corres el peligro de que algunas prendas no se laven correctamente y obtendrás seguro una colada muy arrugada. Además, la lavadora tendrá que consumir más energía por el esfuerzo de tener que mover una carga excesiva en el tambor. Lo ideal es llenarlo de forma que te quede espacio para introducir una mano con los dedos abiertos.

- Demasiado suavizante: aunque te encante el aroma que deja, el suavizante puede llegar a manchar tus prendas si no lo dosificas correctamente al poner la lavadora. Además, en el caso de las toallas, este producto es capaz de mermar su capacidad absorbente, por lo que es necesario seguir las indicaciones del fabricante a la hora de medir las cantidades.

- No separar la ropa: las coladas se pueden hacer según colores, temperatura y resistencia de sus materiales (sintéticos, algodón, lana, etc.). No es un capricho de tu electrodoméstico, sino la manera de cuidar tus prendas para que no se deterioren. De lo contrario, las prendas blancas se irán volviendo grisáceas, aparecerán los jerséis y pelusa en las prendas sintéticas. Separa todo lo que puedas y aprovecha los lavados de prendas semejantes.

- Acumular la ropa sucia en la lavadora: esta costumbre provocará la formación de malos olores que se contagiarán de una prenda a otra, amén de gérmenes y bacterias que se formarán si hay humedad en la ropa. Trata de hacerte con un cesto para la ropa sucia y nunca eches ninguna prenda que esté húmeda. Si es necesario, tiéndela al aire libre siempre antes de echarla con el resto de la colada.

- No preparar las prendas: debes tener en cuenta que algunas prendas no se pueden meter tal cuál a la lavadora, ya que se deterioran o no se lavan bien. Por ejemplo, debes dar vuelta a los vaqueros para evitar que se desgasten en cada lavado. Lo mismo sucede con jerséis susceptibles de tener bolitas: evita que el roce con otras prendas las provoque. También conviene que cierres cualquier cremallera y desabroches los botones de camisas y rebecas para que se laven perfectamente.

- Lavar prendas del mismo tamaño: el centrifugado será más efectivo si lavas prendas de diferente tamaño, en lugar de lavar muchas piezas grandes.

También te puede interesar: