Cuidamos de ti y de tu hogar

Formas de cortar verduras para cada receta

Escrito por Redacción | enero 21, 2016 | Hogar |
Formas de cortar verduras

A medida que te adentras en el mundo de la cocina, descubres la importancia de conocer las diferentes formas de cortar verduras. Porque el método que utilices puede influir en el resultado final de las recetas, en la presentación, e incluso en el aprovechamiento de los nutrientes que nos aportan.

VER TAMBIÉN: Cómo cocinar verduras para que no pierdan los nutrientes

Por eso, dependiendo del tipo de receta en el que vayamos a utilizar las verduras, tendremos que recurrir a uno u otro corte. Estas son las formas más comunes de cortar verduras:

Tipos de corte de verduras

- En juliana: es la forma de cortar verduras en tiras largas y delgados, para sopas o ensaladas. Es también el corte típico que se le da a la cebolla cuando se consume cruda.

- En chifonada: es un corte muy similar al de las verduras en juliana, pero con un grosor mucho menor. Se emplea para salteados, guarniciones, sopas y cremas.

- En paisana: consiste en volver a cortar las verduras que ya hemos cortado en juliana, pero transversalmente, de forma que obtengamos cuadrados que nos sirvan para guisos, salsas, sopas y pistos.

- En «brunoise»: es el corte en cuadrados más pequeños, que se emplea para guisos, y salsas finas.

- En bastones: es un corte ideal para presentar verduras de forma ordenada y profesional. Es importante que tengan la misma longitud y grosor. Se utiliza también para presentar patatas fritas acompañando platos.

- En dados: se obtiene cortando los bastones en cubos de idéntica longitud. Ideal para patatas o guarniciones de verduras.

- Gajos o semicírculos: es un corte mucho más grueso de las verduras, aprovechando su forma natural. Se consigue cortando por la mitad transversalmente las verduras con forma redondeada y después seccionando cada mitad en rodajas. Es ideal para calabacines, zanahorias, puerros, apios, etc.

- En rodajas: el corte más sencillo en verduras con forma redondeada. Sirve para guisos, ensaladas y acompañamientos en los que queramos que la verdura en sí no pase desapercibida.

También te puede interesar: