Cuidamos de ti y de tu hogar

Formas de hacer tu oficina en casa más ecológica

Escrito por Redacción | agosto 16, 2018 | Hogar |
• Formas de hacer tu oficina en casa más ecológica

Alguna vez habías pensado que cada trabajador que se dirige a su oficina deja una huella medioambiental que no deja el que trabaja desde casa. El primero vierte contaminantes al aire, mientras que el que instala su oficina en casa con decoración sencilla reduce significativamente el impacto en el medio ambiente. Sin embargo, montar una oficina en casa todavía requiere consumo de energía y consume bienes que no son 100% «verdes». Si eres uno de esos teletrabajadores te proponemos hacer un especial esfuerzo para reducir, reciclar y reutilizar mediante una decoración de oficina en casa más ecológica y con menor impacto ambiental.

Cómo hacer una oficina en casa más ecológica

Existen por lo menos seis maneras de crear una oficina en casa que reduzca en gran manera el impacto ambiental.

1. Calefacción y refrigeración

Una manera muy sencilla de ahorrar en calefacción y refrigeración incluye cerrar los conductos de ventilación que se dirigen hacia los dormitorios y otras áreas de la casa no utilizadas durante el día o las horas de trabajo.

Considera ponerte un suéter y bajar el termostato como medida prioritaria. También puedes tener en cuenta instalar un temporizador para el termostato si te parece difícil recordar hacer esto cada intervalo de tiempo.

Durante el verano puedes usar un ventilador en tu oficina en casa y mantener el aire acondicionado central a una temperatura alta. Bajando las persianas durante las tardes podrás tener la oficina más fresca también. Si no tienes aire central asegúrate de enfriar solo las áreas que estas usando y procura abrir las ventanas durante las horas más frescas de la mañana.

2. Compra mejores productos

No pienses solo en comprar mejores bombillas para tu oficina doméstica. Compra desde un mejor equipo informático hasta productos de papelería que sean ecológicos y reciclados.

Evita el plástico siempre que puedas. Escoge organizadores de escritorio que sean de madera o de metal y una alfombra de suelo de bambú. Se verán mejor y durarán más tiempo.

• La calificación A+ no solo es para electrodomésticos, así que busca equipos para tu oficina que garanticen un consumo eficiente (esto te permitirá también ahorrar una buena suma mensual).

• Compra papel reciclado y cualquier producto de limpieza que sea ecológico.

3. Compra artículos de segunda mano

Comprar artículos ecológicos para tu oficina puede resultar algo costoso, así que ahorra dinero dándole una nueva vida a cosas usadas. Por ejemplo, compra en tiendas de segunda mano  y mercadillos los muebles para la oficina de tu hogar. Quizás puedas encontrar grandes ofertas en muebles de alta calidad que otros ya no necesitan y que todavía están en perfecto estado. Dale nuevo uso a tus estantes antiguos antes de comprar unos para tu oficina en casa. Una nueva capa de pintura hará la diferencia y seguramente se verán de maravilla.

Utiliza aplicaciones móviles de compra-venta de segunda mano para encontrar otros objetos de oficina que alguien ya no use y estén a buen precio: sillas, lámparas, estanterías, reposapiés, etc.

4. Reduce el uso de otras fuentes de energía

Luces. Mientras trabajas en tu oficina, asegúrate de que las luces estén apagadas en el resto de la casa. Reemplaza todas las bombillas incandescentes por iluminación LED para ahorrar energía. Si deseas leer, aprovecha la luz natural y coloca una silla junto a la ventana durante el día.

Equipo de oficina. Al terminar tus labores en la oficina apaga todos los equipos, como ordenadores, impresoras y otros periféricos. Coloca todos estos equipos en una regleta de enchufe por si deseas desconectar todos los aparatos y ahorrar aún más.

5. Reduce el uso del papel

Hoy en día es mucho más fácil reducir el uso del papel. Los días en que podías desperdiciar el papel enviando un fax han quedado en el pasado. Sin embargo, muchos de nosotros aún imprimimos cosas innecesarias. Con un escáner puedes consolidar archivos electrónicos y a la vez reciclar el papel. Solo asegúrate de hacer una copia de seguridad en tu disco duro o en línea.

Cuando imprimas, haz copias a doble cara o imprime en la parte posterior de documentos usados. Simplemente marca una cruz por el lado equivocado para diferenciar la nueva impresión.

6. Recicla más que papel

Cuando decidas comprar equipos nuevos, no tires a la basura los antiguos productos electrónicos (ordenadores, impresoras, teléfonos móviles, etc.) Piensa en el nuevo uso que puedes darle. Puedes vender todas esas cosas viejas en un mercadillo de segunda mano o en páginas online.

También puedes donar esta tecnología antigua a organizaciones sin fines de lucro y así recibir una deducción en los impuestos. No te olvides de los cartuchos de tinta de impresora que pueden reciclarse igualmente.

También te puede interesar: