Cuidamos de ti y de tu hogar

Guía para lavar las toallas: qué hacer y qué no

Escrito por Flota | octubre 16, 2020 | Hogar |

A todos nos encanta esa sensación de salir de la ducha y secarnos con una toalla suave, absorbente y que huele bien. Pero lo cierto es que no siempre se consiguen buenos resultados cuando lavamos las toallas. Con el paso del tiempo y de los lavados,   comienzan a endurecerse y recuperar su estado original se convierte en una tarea difícil. A medida que vamos metiendo las toallas en la lavadora, la cal del agua se va depositando entre las fibras y esto hace que cuando la toalla se seca quede rígida y cada vez más áspera. 

Puede que en tu día a día estés haciendo cosas que estropean tus toallas y ni siquiera lo sabías. Por eso, en Flota hemos preparado esta guía para lavar las toallas donde te decimos qué hacer y qué no.

 

Lavar las toallas: LO QUE PODEMOS HACER

  • Mezcla vinagre blanco y detergente. Añade un poco de vinagre blanco en el cajetín junto a tu detergente Flota favorito. Así conseguirás que las toallas queden desinfectadas y esponjosas. Y no te preocupes por el olor. Se eliminará durante el lavado. Pero si no quieres arriesgarte, también puedes poner las toallas en remojo en un barreño con agua y un poco de vinagre y después meterlas en la lavadora de manera habitual. 
  • Sacude cada toalla antes de ponerla a secar. Agita y extiende cada toalla para que recupere su forma.
  • Mejor usa la secadora. Si tienes secadora, te servirá para retirar el exceso de humedad y conseguir un resultado óptimo.
  • Combina programas de agua fría y caliente. Es cierto que para combatir los gérmenes y desinfectar las toallas, es recomendable que uses programas de lavado en agua caliente. Pero, en algunas ocasiones también te aconsejamos que utilices programas fríos para evitar su el desgaste prematuro de las toallas. 
  • Usa solo productos de confianza. Los detergentes Flota tienen un alto nivel de eficacia gracias a sus fórmulas concentradas. Elige la variedad y el formato que más te convenga.

 

Lavar las toallas: LO QUE  NO PODEMOS HACER

  • No uses suavizante en los primeros lavados. Utiliza solo un detergente de máxima eficacia como Flota Active Plus para mantener limpias tus toallas. A partir del cuarto o quinto lavado ya sí podrás lavar las toallas con total normalidad.
  • No mezcles las toallas con otras prendas. Lávalas mejor sin mezclarlas en el tambor con otras prendas. Así podrás tratarlas de manera específica.
  • No uses más detergente del recomendado. Recuerda que no por echar más producto la prenda quedará más limpia. Al contrario. Un exceso de jabón puede apelmazar las fibras. 
  • No cargues demasiado la lavadora. Para que el resultado sea óptimo, es conveniente que las toallas puedan moverse en el tambor fácilmente.
  • No las tiendas directamente al sol. Si vas a secarlas al aire libre, mejor colócalas mejor en una zona aireada, pero sin que les de la luz directa del sol. Y no las dejes demasiado tiempo tendidas para evitar que se endurezcan y pierdan toda la esponjosidad.
  • No uses planchas a vapor. Las planchas a vapor humedecen los tejidos y puede que las guardes aún con restos de agua, lo que puede provocar malos olores si las dejamos en el cajón durante un largo tiempo. 
  • No las pongas en el cesto de la ropa cuando estén húmedas. Cuando tus toallas estén sucias, espera a que estén completamente secas antes de ponerlas en el cesto. De esta forma, evitarás que se genere mal olor. Igualmente, una vez que haya acabado la lavadora, ponla a secar de inmediato.

Ahora que ya sabes qué debes hacer y qué no, pon en práctica estos consejos y consigue que tus toallas queden suaves y con olor a limpio. 

También te puede interesar:

 

Si quieres conocer más trucos y consejos sobre el hogar y la familia, sigue leyendo nuestro blog y únete a nuestra comunidad de redes sociales.

En Flota cuidamos de ti y de tu hogar.