Cuidamos de ti y de tu hogar

Ingredientes sustitutos del huevo en la cocina

Escrito por Redacción | octubre 04, 2017 | Hogar |
Ingredientes sustitutos del huevo en la cocina

Tanto si eres alérgico al huevo como si has decidido llevar una alimentación vegana, habrás comprobado que a veces resulta difícil conseguir alimentos que no contengan huevo. Igualmente, muchas recetas de nuestro día a día parecen requerir huevos como ingredientes imprescindibles, especialmente en el caso de la respostería.

Por eso hemos recopilado una serie de ingredientes sustitutos del huevo y mezclas que te permitirán degustar ricas recetas con toda su textura y sabor. Toma nota:

- Sustitutos del huevo comerciales: son productos industriales en polvo que se mezclan con agua para obtener la textura adecuada y suelen emplearse en pastelería.

- Harina de lino: se trata de la harina que se obtiene de moler las semillas de lino y cuyo sabor se asemeja al de la nuez. Funciona mejor en masas gruesas como las de pan, gofres, galletas o crepes. También puede mezclarse con cualquier tipo de leche mvegetal.

- Yogur: otro de los sustitutos del huevo más usados para muffins y cupcakes. Permite sustituir los ingredientes líquidos de la receta. Podemos recurrir tanto a yogures de soja como de leche. El yogur aporta humedad y densidad a las recetas. UN cuarto de taza de yogur equivale aproximadamente a un huevo.

- Puré de fruta: una taza de puré de plátano, manzana o incluso ciruela pasa puede equivaler a un huevo a la hora de elaborar pasteles. La ventaja es que tendremos que añadir menos azúcar porque la fructosa propia endulzará naturalmente la receta.

En el caso de los plátanos, conviene seleccionar los más maduros para poder deshacerlos fácilmente con el tenedor y que se integren bien en las masas. Funcionan muy bien, por ejemplo, con galletas, tortitas y cupcakes.

En el caso de las manzanas, permiten un acabado menos graso que encaja muy bien con múltiples sabores en la repostería. De hecho, el puré de manzana puede sustituir al aceite.

- Bicarbonato y vinagre: al mezclar ambos ingredientes obtenemos una sustancia espumosa similar a las claras batidas. Es ideal para elaborar magdalenas, panes y todos aquellos horneados que precisan una masa esponjosa. La proporción suele ser una cucharada de vinagre de manzana o blanco con una cucharadita de bicarbonato de sodio.

- Semillas de lino: para sustituir al huevo podemos moler linaza y mezclarla con agua. la proporción ha de ser: tres cucharadas de agua por cada cucharadita de semillas molidas. Solo hay que dejar reposar la mezcla para obtener una textura viscosa comparable a la del huevo. Funcionan bien a la hora de elaborar galletas, gofres y rebozados.

- Miga de pan y agua: esta mezcla es perfecta para ligar carne picada, bien sea para preparar albóndigas o hamburguesas. También puede hacerse con pan rallado o harina y evitaremos tener que recurrir al huevo.

- Harina de garbanzo y agua: es una mezcla excelente para elaborar tortillas sin necesidad de utilizar huevos.

- Mermelada y agua: si lo que necesitas es dar brillo a tus horneados pero no quieres usar huevos, prueba esta mezcla o incluso miel diluida en agua.

- Tofu: este preparado a partir de soja se utiliza para elaborar tanto recetas dulces como saladas, especialmente si recurrimos al tofu cremoso. Utiliza un cuarto de taza por cada huevo que requiera la receta. Puedes emplearlo para hacer galletas, bizcochos, panes, pasteles e incluso tortillas.

- Harina de fuerza y agua con gas: una mezcla ideal para sustituir el huevo en las recetas de crepes. En la repostería en general, también puedes recurrir a la mezcla de gasificante y levadura.

- Agar agar y agua: mezcla una cucharada de esta sustancia que se obtiene de las algas con dos cucharadas de agua caliente y obtendrás una textura gelatinosa.

También te puede interesar: