Cuidamos de ti y de tu hogar

Guía fácil para el mantenimiento de tu lavadora 

Escrito por Flota | junio 27, 2019 | Hogar, Salud |
Guía fácil para el mantenimiento de tu lavadora 

“Mientras funcione…” Es lo que solemos decir para referirnos a electrodomésticos como el frigorífico, el microondas o la lavadora. Forman parte de nuestro día a día (¡y de qué forma!) y, sin embargo, no les prestamos la suficiente atención para que su funcionamiento sea óptimo. ¡Error! Ya que nos brindan un servicio sin el cual la vida sería muuuucho más difícil, ¡vamos a cuidarlos! En este artículo os damos algunos consejos prácticos para el mantenimiento de tu lavadora que se reflejarán en mejores resultados en tu colada y en una vida útil mucho más larga del electrodoméstico.

Productos de calidad…¡y punto!

La lavadora no es lugar para experimentos. Antes que nada, utiliza productos específicamente indicados para este electrodoméstico (no, el lavavajillas no sirve). Una vez comentada esta obviedad, cabe destacar la importancia de usar un detergente que, además de cuidar tu ropa y dejarla impecable, no dañe los mecanismos internos de la lavadora. Para ello, evita verter más producto de la cuenta y que el tambor se convierte en una fiesta de la espuma. Nosotros te recomendamos que utilices los detergentes líquido de FLOTA: nuestra fórmula es segura tanto para la ropa como para la lavadora.

La ropa no se tiende sola…

¡Así que hazlo rápido! Poner la colada conlleva cierta planificación. No podemos dejar la lavadora puesta e irnos a la playa o de compras. Una vez finalizado el programa, es más que recomendable sacar la ropa para evitar un exceso de humedad que provoque malos olores en las prendas y moho en el mecanismo. Es igualmente importante dejar la puerta entreabierta incluso después de haber retirado la ropa para que así se evapore la humedad.

¡Limpia las gomas!

Aunque no se aprecie a simple vista, con el uso continuado de la lavadora, las gomas que rodean el tambor acumulan suciedad y moho. Y este puede acabar en tu ropa. Por ello, debemos limpiar las gomas periódicamente. Es un proceso fácil: debes estirar las gomas sin desprenderlas del tambor y frotar con una bayeta con detergente líquido. Deja secar con la puerta abierta, ¡y listo!

Descalcifica y limpia el filtro dos veces al año

La cal del agua (hay lugares donde la concentración es mayor que en otros) se va acumulando poco a poco en el mecanismo interno de la lavadora, pudiendo desencadenar problemas graves en su funcionamiento. Es necesario aplicar un tratamiento específico antical que se vierte dentro del tambor, tras lo cual se realiza un lavado corto sin ninguna prenda en el interior. Este proceso se debe repetir, aproximadamente, cada seis meses.

De igual forma, retira el filtro que se sitúa en la parte inferior de la lavadora y enjuágalo bajo el grifo, retirando los restos de suciedad adheridos.

Cuidado con los programas de lavado

Además de ser muy importante para el cuidado de tu ropa, la elección de un programa adecuado es fundamental para garantizar un funcionamiento óptimo del electrodoméstico. No sobrecargues el tambor y cuidado con la velocidad del centrifugado según el lavado.

 

Con estas sencillas pautas, ¡el mantenimiento de tu lavadora está asegurado!