Cuidamos de ti y de tu hogar

Ocho errores de limpieza en casa que te hacen enfermar

Escrito por Redacción | noviembre 26, 2018 | Hogar |
Ocho errores de limpieza en casa que te hacen enfermar

Cuando caemos enfermos por un resfriado, una gripe o una afección gastrointestinal, solemos pensar en qué es lo que nos ha contagiado fuera de casa: la oficina, los colegios, las reuniones con amigos, la climatología, etc. Sin embargo, si caemos en ciertos errores de limpieza en casa, nuestro hogar puede convertirse en una verdadera trampa para las pequeñas enfermedades, especialmente las que afectan a las vías respiratorias o al sistema digestivo.

Si en casa habéis tenido síntomas o simplemente para prevenirlos, te conviene revisar estos ocho posibles focos de enfermedad en tu hogar. Sobre todo si en casa hay niños o personas con el sistema respiratorio o inmune comprometido.

Presencia de moho

En la época de lluvias y frío no es difícil que muchos hogares la proliferación de moho se convierta en un problema. Incluso con buen clima, algunas estancias de la casa, com el baño, se convierten en el ambiente perfecto para la aparición de esas esporas que tantos problemas nos pueden causar.

La mayoría de las veces se trata de moho superficial que se puede eliminar con lejía, vinagre blanco destilado o una mezcla de bicarbonato y bórax.

Es importante que no dejemos que el moho prolifere y revisemos cada cierto tiempo los rincones propicios para que surja con el fin de evitar problemas respiratorios.

Sistemas de climatización

Tanto en invierno como en verano solemos hacer uso de los sistemas de calefacción y refrigeración para climatizar nuestro hogar. Esto implica mantener cerradas puertas y ventanas para favorecer una temperatura agradable constante y ahorrar en la factura de la luz. Pero este aislamiento puede ser nefasto para quienes tengan tendencia a las afecciones respiratorias.

Porque los sistemas de climatización no se nutren de aire fresco, sino que reciclan el aire interior, concentrando todas las toxinas. Humos, gases, moho, productos químicos, monóxido de carbono y compuestos orgánicos volátiles acaban conformando la atmósfera de nuestro hogar.

Procura ventilar cada mañana al menos cinco minutos cada estancia para facilitar la renovación del aire. Además, es imprescindible mantener los filtros limpios para evitar que acumulen moho.

Los baños

En estas estancias se da la combinación perfecta para la proliferación del moho y las bacterias: humedad y calor. Además, debido a la presencia del inodoro, la bañera y el lavabo, una limpieza inadecuada puede ser fatal para nuestra salud.

Por otro lado, es muy fácil que se dé una contaminación cruzada por el uso compartido de toallas y útiles de aseo. También supone un riesgo el uso de productos químicos agresivos, aerosoles y demás productos de higiene que limitan la presencia de aire fresco.

Nuestro consejo es que ventiles a menudo, limpies al menos una vez por semana y pruebes con una limpieza ecológica del baño.

La sala de estar

Puede parecer un sitio seguro para toda la familia, pero se puede dar una combinación de factores que la conviertan en foco de infección de virus y bacterias. Hablamos de los mandos a distancia, las alfombras, la presencia constante de mascotas y restos de comida.

El uso frecuente de una buena aspiradora, la desinfección exhaustiva de los mandos y el ritual de que toda la familia se quite los zapatos en la entrada, pueden mejorar las condiciones de este lugar de reunión diaria.

Los dormitorios

En estas estancias, la ropa de cama suele ser el foco de todos los problemas. Esto incluye almohadas y colchones, a menudo llenos de ácaros.

¿Sabías que las sábanas que no se lavan a menudo podrían contener bacterias peligrosas como el E.coli o la salmonela? Cambia las sábanas cada semana si es posible.

Manipulación de alimentos

Las enfermedades causadas por errores en la manipulación de alimentos en la cocina. A veces pueden ser la causa de una mera molestia digestiva. Pero otras pueden causar graves afecciones gastrointestinales.

La mayoría de los problemas surgen cuando no cocinamos los alimentos de manera conveniente o la cadena de frío se rompe en el viaje del supermercado a casa. Además, la contaminación cruzada puede llegar a ser un problema para los niños o las personas con el sistema inmune comprometido. Extrema la limpieza y la precaución cuando cocines o gestiones los alimentos.

Limpieza en la cocina

La deficiente limpieza de puntos como el fregadero, la encimera, la campana o el cubo de basura puede dar lugar a la proliferación de bacterias peligrosas.

Tablas de cortar, bayetas y paños de cocina pueden ser foco de problemas. Extrema la limpieza de estos objetos.

Moquetas

Aunque puede resultar confortable para el hogar, es un auténtico imán para la suciedad y las bacterias. Para las personas con alergia o asma, ala presencia de polvo, ácaros, pelo de mascota y demás residuos puede causar problemas en las vías respiratorias.

Los suelos de madera con alfombras son mucho más fáciles de gestionar e igualmente confortables. Aunque las alfombras debe ser aspiradas con regularidad para no causar problemas.

También te puede interesar: