Cuidamos de ti y de tu hogar

Ocho formas de aprovechar la sal para limpiar

Escrito por Redacción | octubre 04, 2016 | Hogar |
formas de aprovechar la sal para limpiar

Al igual que el bicarbonato, el vinagre o el limón, la sal es otro de esos productos que utilizamos habitualmente en nuestra cocina y al que se le puede dar usos secundarios en la limpieza. Te proponemos algunos que te pueden resultar muy útiles:

- Limpiar la tabla de cortar: ni la bayeta ni el estropajo conseguirán arrancar la suciedad de tus tablas de cocinar como lo hará la sal. En nuestra entrada sobre cómo limpiar correctamente la tabla de cortar descubrirás que solo con medio limón impregnado en sal se consigue dejar la tabla desinfectada y libre de manchas.

- Eliminar manchas de desodorante: puedes tratar las manchas que a veces los desodorantes dejan en nuestra ropa. Para ello, te recomendamos que calientes un vaso de agua en el microondas y viertas después tres cucharadas de sal. Deja que se mezcle bien y aplica la solución sobre la zona manchada. Deja a remojo durante 15 minutos y después frota ligeramente la zona. Por último, mete la prenda en la lavadora.

- Recoger un huevo del suelo: es un accidente casero muy común que puede convertirse en todo un engorro si no sabemos cómo atajarlo. Olvídate de intentar recoger el huevo con una bayeta, ya que solo conseguirás malgastar tiempo y esfuerzo. Lo más eficaz es cubrir el huevo en el suelo con sal y dejarlo reposar durante media hora para que lo que era una masa viscosa imposible de recoger se convierta en una especie de arena que podremos retirar del suelo sin problemas. La misma solución te servirá para recoger manchas de vino o café, por ejemplo.

- Evitar grasa quemada en el horno: si por experiencia sabes que el plato que vas a cocinar en el horno va a manchar la base, generando humo y olores durante la cocción, puedes prevenirlo espolvoreando sal en esta zona. Así evitarás que se incrusten los restos y será muy fácil limpiar el horno una vez termines.

- Limpiar la cal de la grifería: si la cal se acumula en la grifería de tu hogar, una buena solución es frotar los restos con una mezcla de zumo de limón y sal. Deja que se integre bien y después frota con un estropajo suave para no rayar los grifos. La misma mezcla nos puede servir para eliminar manchas de óxido en lavabos o bañeras. Solo tendremos que dejarla reposar sobre la zona afectada unos minutos para que actúe. Te lo explicamos aquí.

- Ropa teñida: la mezcla de sal y vinagre es un remedio tradicional para eliminar las transferencias de color que de vez en cuando se producen en la lavadora. Aprende más trucos para arreglar ropa desteñida en la lavadora.

- Limpiar la suela de la plancha: consulta en esta entrada cómo eliminar los restos quemados de la suela de la plancha empleando un sencillo truco con sal.

- Limpiar las flores artificiales: como ya te explicamos, la suciedad de flores secas y plantas artificiales puede eliminarse eficazmente empleando sal gorda. Solo tenemos que introducirlas en una bolsa de plástico con una cantidad generosa de sal y agitar durante unos segundos para que la sal vaya arrastrando el polvo y la suciedad acumulada.

También te puede interesar: