Cuidamos de ti y de tu hogar

Oxígeno activo: qué es y cómo se usa en la lavadora

Escrito por Redacción | octubre 06, 2015 | Hogar |
Oxígeno activo: qué es y cómo se usa para lavar

El oxígeno activo es en realidad el nombre que le damos al percarbonato de sodio un blanqueador que se suele comercializar en formato en polvo y que necesita ponerse en contacto con el agua para reaccionar. Al hacerlo, se libera un oxígeno con gran capacidad para penetrar en los tejidos, lo que le permite descomponer manchas y gérmenes de los tejidos.

A diferencia de la lejía, los productos con oxígeno activo no contienen hipoclorito de sodio, por lo que su acción no es tan corrosiva ni tampoco desinfecta como la primera. Por esta razón se puede utilizar para lavar una mayor variedad de tejidos sin temor a deteriorar los colores, como ocurre con la lejía. Asimismo, es un compuesto que se puede combinar con otros productos a la hora de la limpieza, sin peligro de que haya reacciones químicas.

Otra característica que diferencia al oxígeno activo de la lejía es que este se considera más respetuoso con el medio ambiente, ya que no es tan tóxico. Asimismo, el oxígeno activo permite un acabado más suave en las prendas que la lejía.

Cómo usar oxígeno activo en la lavadora

Debido a su poder blanqueante el oxígeno activo suele usarse en combinación con el detergente ordinario para conseguir una limpieza más completa. De hecho, algunos detergentes incluyen en su composición oxígeno activo para combatir más eficazmente las manchas. Este tipo de productos se suelen comercializar en formatos de blaqueante (para lavar la suciedad e la ropa blanca) o quitamanchas (para lavadoras de color).

En la lavadora, vierte la cantidad de oxígeno activo indicada por el fabricante en el cajetín del detergente para que se combine la acción de ambos productos. En el caso de los productos blanqueantes con oxígeno activo, lo mejor es utilizar un programa de agua caliente (comprobar siempre las etiquetas de las prendas). En el caso de los quitamanchas a base de oxígeno activo para ropa de color, lo más prudente es lavar en frío, para evitar deteriorar los colores.

Si el detergente que usas es líquido, lo mejor es que viertas primero el detergente y sobre este inmediatamente el polvo de oxígeno activo, para garantizar que nada se quede en el cajetín.

Eliminar manchas difíciles con oxígeno activo

Ante manchas difíciles de grasa, fruta, chocolate, barro, etc., lo mejor para conseguir eliminarlas por completo es poner la prenda a remojo (si la suciedad es general) o aplicar directamente en la mancha el oxígeno activo. ¿Cómo se hace?

Para poner a remojo prendas con oxígeno activo solo hay que disolver la cantidad de producto que indique el fabricante en agua e introducir la prenda unas horas (nunca más de 12) para que la suciedad se diluya. Después, la ropa se aclara convenientemente y se introduce normalmente en la lavadora.

Para tratar manchas directamente sobre los tejidos también tendrás que disolver una pequeña cantidad del producto con oxígeno activo y aplicarlo sobre la suciedad para que repose durante 10 minutos. Hay que tener cuidado de no excederse en el tiempo de reposo para no dañar los colores de la prenda. Después, se aclara bien y se introduce la ropa en la lavadora.

También te puede interesar: