Cuidamos de ti y de tu hogar

Qué hacer con tu vestido de novia después de la boda

Escrito por Redacción | mayo 14, 2018 | Hogar |
Qué hacer con tu vestido de novia después de la boda

Uno de los elementos más importantes a la hora de organizar una boda es el vestido de la novia. Su diseño es el secreto mejor guardado y solo se desvela en el momento de la ceremonia. Es tal la importancia que, tradicionalmente, una buena parte del presupuesto nupcial se destina a la vestimenta de la novia. Un atuendo que la novia encarga a su gusto y medida con varios meses de antelación, pero que solo tendrá una puesta, en el gran día.

Pero muchas novias lamentan lo poco que se amortiza su vestido de boda a pesar del trabajo, esfuerzo e ilusión que hay detrás. Lo primero que te aconsejamos para sacar el máximo partido a tu vestido de novia es que te asegures de que te hacen millones de fotos. Parece obvio, pero es una buena manera de disfrutar al máximo de un diseño tan especial que solo lucirás una vez en la vida.

Además, te proporcionamos una lista paso a paso sobre qué puedes hacer con tu vestido de novia una vez haya pasado la boda para incluso, recuperar parte de la inversión que ha requerido.

1. Limpia el vestido: una prenda tan preciada merece el máximo cuidado. Una vez pase la boda, en cuanto te sea posible, lleva tu traje de novia a la tintorería para eliminar las posibles manchas típicas: maquillaje, sudor, bebidas, suciedad del suelo, barro, etc. Incluso cuando celebras la boda en interior, comprobarás que es inevitable que ciertas manchas aparezcan. Por eso es importante que lleves tu vestido a limpiar lo antes posible para evitar que las manchas se fijen y empeoren. No hay peor desastre que un vestido de novia con manchas de barro de hace meses. Incluso si tu vestido no presenta manchas visibles, comprobarás que cambia de tonalidad después de la limpieza profesional.

En el caso de que te vayas de luna de miel inmediatamente después de la boda, te recomendamos que encargues a alguien, como tus padres o tu dama de honor, que lleve a limpiar el vestido.

2. Preservar el vestido: es algo que debes tener en cuenta cuando adquieras el vestido. Consulta la mejor manera de preservar el tejido e incluso los posibles detalles decorativos. ¿Debes descoserlos para lavarlo? ¿Se pueden planchar?

Recuerda que antes de preservar tu vestido y guardarlo es imprescindible limpiarlo. Por eso, si llevas tu vestido de novia a la tintorería, asegúrate de revisarlo bien cuando te lo entreguen para comprobar que no quedan manchas. Solo así podrás reutilizarlo o dejarlo como herencia para las futuras generaciones.

3. Almacena el vestido: una vez te asegures de que el traje se ha limpiado y empaquetado convenientemente, puedes proceder a guardarlo. Te recomendamos mantenerlo aislado de la luz natural, que puede alterar el acabado de la tela y en un lugar (armario preferiblemente), seco y sin temperaturas extremas. Ten mucho cuidado con las humedades o las fugas de la casa, ya que podrían estropear tu vestido de novia.

4. Vende tu vestido de novia: aunque sea el vestido de tus sueños, piénsalo bien: ¿tienes oportunidad de volver a usarlo? Si la respuesta es «no» y sabes con certeza que va a permanecer guardado en un armario, puedes valorar donarlo a algún familiar o amigo e incluso venderlo para recuperar una parte de la inversión. Aprovecha las facilidades de internet para vender artículos de segunda mano y quizá de paso cumplas los sueños de otra novia con menor presupuesto.

5. Reutiliza el traje de novia: otra opción que algunas novias escogen para poder sacar provecho a su vestido es la de reconvertirlo en un nuevo diseño que puedan utilizar en algún evento. ¿Cómo? Puedes, por ejemplo, teñirlo de cualquier tono (el blanco no es recomendable para una invitada de boda), añadirle detalles decorativos como cinturones, hombreras, encajes, flores, abalorios, etc. y cortarlo para modificar el diseño definitivamente. De esta manera le estarás dando una segunda vida a tu vestido de novia y amortizándolo al máximo. Y siempre quedarán las fotos de la boda para recordar lo que te encantaba tu diseño original…

También te puede interesar: