Cuidamos de ti y de tu hogar

Reciclaje: errores que cometemos al separar la basura

Escrito por Redacción | octubre 08, 2015 | Hogar |
Reciclar en casa

El reciclaje cobra cada vez más importancia en nuestros hogares y cada vez son más las familias que demuestran su compromiso con el medio ambiente al reciclar todo tipo de materiales. Prueba de ello son los cubos clasificadores que han conseguido hacerse un hueco en nuestras cocinas. Todos tenemos ya claro que el contenedor amarillo está dispuesto para los envases, el verde para el vidrio, el azul para el papel y el cartón y el gris para la basura orgánica. Pero, ¿sabrías en qué contenedor echar un CD? ¿Y una bombilla? Y el brick de leche, ¿no debería ir con el cartón?

Aunque creas que reciclas correctamente, échale un vistazo a estos diez errores que las organizaciones de reciclaje como Ecoembes detectan frecuentemente. Puede que estés cometiendo alguno de ellos.

contenedor_sigreContenedor amarillo

Errores clásicos que las empresas encuentran en este tipo de contenedores son los objetos de plástico que no son envases: perchas, CD, sartenes, fiambreras, calzado, pegamento o cepillos de dientes.

Tampoco debemos echar al este contenedor aquellos envases que hayan contenido productos nocivos para el medio ambiente como aceite de coche, latas de pintura o productos corrosivos. Debemos llevarlos a un punto limpio.

Los medicamentos y sus envases son otro error clásico de este contenedor. Tanto envases de medicamentos como medicamentos caducados han de depositarse en los contenedores SIGRE de las farmacias.

Otros intrusos clásicos del contenedor amarillo son las compresas, los pañales, los bastoncillos de algodón, las cuchillas de afeitar y los preservativos. Ninguno de ellos servirá para ser reciclado.

Así, en el contenedor amarillo solo debemos desechar envases de plástico, metal, latas y bricks. Por tanto, en él puedes depositar bandejas de aluminio, ambientadores, todo tipo de conservas vacías, tapas metálicas de frascos, envases de porespán o cosméticos en spray.

Contenedor verde

Aunque tenemos muy asumido que los envases de vidrio se depositan en estos contenedores con forma de iglú, debemos saber que lo correcto es hacerlo sin los tapones (plástico, corcho, metal, etc.).

Cometemos un error si depositamos en este contenedor:

- Botes de jarabe: los envases de medicamentos de cristal también van al contenedor especializado de las farmacias.

- Bombillas: las incandescentes deben ir al contenedor de restos orgánicos, las de bajo consumo, al punto limpio. Es posible que también encuentres contenedores de recogida para este tipo de bombillas en tiendas y ferreterías.

- Cristal y vidrio que no sea envase: jarrones, copas y vasos, vajillas, cristal de ventanas, etc. han de llevarse al punto limpio más cercano.

En resumen, al contenedor verde podemos echar todo tipo de envases de vidrio vacíos de su contenido: como cosméticos de cristal (perfumes, cremas, etc.), botellas de vino y licores, así como tarros y frascos de bebidas y conservas.

Contenedor azul

Sabemos que en este contenedor se deben depositar los residuos de papel y cartón, pero hay muchos objetos y envases que pueden llevar a confusión:

- Los tetrabriks, aunque visualmente parezcan compuestos solo por cartón también contienen aluminio y plástico, por lo que deben depositarse en el contenedor amarillo. Según las empresas de reciclaje, es muy frecuente encontrarse este tipo de envases en los contenedores azules.

- Sobres con ventana: la pequeña ventana de plástico que incluyen estos sobre utilizados para cartas oficiales nos obliga a incluirlos dentro de la basura que va al contenedor amarillo.

- Cartones plastificados: por su contenido en plástico no pueden reciclarse junto con el resto de cartones, por lo que hay que depositarlo en el contenedor orgánico.

-Papel aluminio: aunque reciba ese nombre, no contiene papel y sí un material (el aluminio) propio del contenedor amarillo.

- Colillas: otros error clásico del contenedor azul, que no hace más que contaminar el material que podría reciclarse sin problemas.

- Papel o cartón manchado de grasa: puesto que pueden contaminar el resto de papel y cartón del contenedor, han de desecharse junto con la basura orgánica.

Restos especiales

- Aceite usado: nunca debemos tirarlo por el desagüe ya que contamina el agua. En su lugar podemos llevarlo a un punto limpio, o localizar un contenedor de recogida de aceite usado.

- Ropa: la ropa y calzado usado puede donarse a organizaciones caritativas, ONG o depositarse en los contenedores de recogida de ropa que muchas empresas de segunda mano colocan. Si la ropa está muy deteriorada debe llevarse al punto limpio.

- Pilas y baterías han de depositarse en los contenedores especiales que hoy en día se pueden encontrar en muchos centros comerciales, supermercados y edificios públicos.

Los aparatos eléctricos y componentes electrónicos han de depositarse en el punto limpio.

 También te puede interesar: