Cuidamos de ti y de tu hogar

Remedios caseros para eliminar cucarachas

Escrito por Redacción | agosto 19, 2014 | Hogar |
Trucos caseros para eliminar cucarachas

¿Las cucarachas se han convertido en tu pesadilla? A veces no importa lo limpia que mantengas tu casa, para que puedas tener un problema de cucarachas. Estos insectos aparecen sobre todo aprovechando el buen tiempo y el calor. Están presentes en las basuras,  las cañerías y las cloacas y se mueven en busca de alimentos.

Existen varias formas para acabar con las cucarachas, desde contratar a un fumigador profesional, utilizar alguno de los variados insecticidas que existen en el mercado o acudir a alguno de los remedios caseros, que además de ser muy eficaces, resultan más económicos y menos peligros que algunos de los anteriores métodos.

Dile adiós a las cucarachas con estos remedios que te presentamos a continuación:

  • Hojas de laurel. El laurel, uno de los condimentos más empleados en la cocina mediterránea, te ayudará a combatir a estos insectos ya que no toleran su olor. Tritura las hojas y colócalas en los lugares donde suelas verlas.
  • Trampas con pegamento. Coloca pegamento sobre un cartón y añade restos de comida y azúcar, se convertirá en una trampa muy eficaz para atrapar cucarachas.
  • Amoniaco. Aprovecha el agua con amoniaco que hayas utilizado para limpiar y viértela en las cañerías para acabar con las cucarachas que frecuentan estos lugares.
  • Agua hirviendo. Si ya has localizado un nido de cucarachas tira agua hervida sobre él.
  • Ácido bórico. Con ayuda de unos guantes mézclalo con leche condesada o azúcar y migas de pan (3 partes de bórax y 1 parte de azúcar) y realiza pequeñas bolitas que puedes colocar por la casa. No utilices esta técnica si tienes niños pequeños o mascotas ya que podrían ingerir este veneno de forma accidental.
  • Bicarbonato. Mezcla bicarbonato y agua en la misma proporción y llena pequeños recipientes con la mezcla y colócalos en los lugares a los que acuden.

Consejos para evitar que aparezcan

  • Buscan agua. Arregla todas las conducciones (grifos, mangueras…) que pierdan agua. Y tapa los desagües cuando no los utilices.
  • Cuidado con el jardín. Los encharcamientos puedan propiciar la proliferación de insectos. La acumulación de materiales y hojas pueden servir de refugio para esta y otras especies, por lo que debes limpiar frecuentemente estos espacios.
  • Gestiona bien la basura. La mala organización de la basura orgánica puede propiciar la aparición de plagas. Coloca tapas en las basuras. Cubre todos los cubos de basura y vacíalos frecuentemente.
  • Comida en el retrete. No arrojes restos de residuos alimenticios al retrete, para evitar que estos lleguen al alcantarillado.
  • Los recipientes de las mascotas. Evita situarlos en lugares accesibles a estas plagas.
  • Sella las grietas y hendiduras. Asegura la estanqueidad de ventanas y puertas y los huecos que puedan existir en azulejos del baño, encimera de la cocina y lavaderos para impedir la entrada por esos lugares.
  • Utiliza correctamente los insecticidas. Si tienes que utilizarlos sigue las recomendaciones del fabricante para evitar que pierdan eficacia.
  • Mantén limpio tu hogar. Principalmente la cocina y el baño. Limpia detrás y debajo de los electrodomésticos de forma regular. Son lugares que suelen frecuentar estos insectos, pueden acumular restos orgánicos, son oscuros y mantienen calor por los motores de estos aparatos.
  • Revisa sótanos, trasteros y altillos. Y lugares donde se almacena ropa o comida, ya que suelen ser poco frecuentados, oscuros y con presencia de sustancias que les pueden servir de alimentos. 

También te puede interesar: