Cuidamos de ti y de tu hogar

Seis pasos imprescindibles para hacer limpieza de armario

Escrito por Redacción | abril 11, 2017 | Hogar |
Seis pasos imprescindibles para hacer limpieza de armario

Con el cambio de estación, en muchos hogares llega el momento de sustituir la ropa de temporada para retirar las prendas que ya no podremos llevar con el aumento o descenso de las temperaturas y hacer sitio a las más adecuadas para estos meses. Para ello, es aconsejable hacer limpieza de armario antes y aprovechar la reorganización del armario para hacer sitio, retirando aquello que no nos ponemos por cualquier motivo y no hace otra cosa que ocupar espacio.

Aunque no siempre es fácil desprenderse de ropa y complementos que en su día compramos con buenas intenciones, pero que finalmente quedaron en desuso, porque pasaron de moda o simplemente no nos convencieron ante el espejo de casa. Ármate de voluntad y sigue estos seis pasos para hacer una verdadera limpieza de armario de una vez por todas:

1. Retira ese bolso que hace más de un año que no te pones: nos referimos a bolsos, cinturones, pañuelos y demás complementos que un día compraste porque estaban de moda y cada temporada redescubres al hacer el cambio de armario. No te engañes, no te va a apetecer ponértelo la temporada siguiente cuando vuelvas a colocarlo en el armario.

2. ¿De verdad necesitas ropa interior con agujeros? Nunca parece buen momento para deshacerse de esa ropa interior con la que estamos tan cómodos, pero que nunca enseñaríamos a nadie. Valora la necesidad real de almacenar en los cajones ropa interior deshilachada, con agujeros, desteñida o manchada de forma irremediable y anímate a hacer un poco de sitio a las nuevas prendas.

3. Adiós a la ropa con manchas, amarillenta o desteñida: por mucho cariño que tengas a ese pantalón manchado con lejía o a esa camiseta que ya hace tiempo que dejó de ser blanca, si ni siquiera te la pones para estar en casa, está ocupando un preciado espacio es tu armario. Despídete de las prendas que nadie más querría aunque se las regalaras.

4. Zapatos incómodos: todos tenemos o hemos tenido en nuestro armario alguna vez un par de zapatos preciosos que nos encantaría llevar alguna vez pero que, a la hora de la verdad, nos resultan tremendamente incómodos. Una buena forma de hacer limpieza de armario es retirar este tipo de calzado que nos encantan, pero que apenas hemos podido usar una vez. Si no eres capaz de soportarlos, lo mejor es que te deshagas de ellos: dónalos o véndelos en el mercado de segunda mano. ¡Podrás decir que están como nuevos!

5. ¿Jerséis «vintage» o viejos? Muchas veces prolongamos en exceso la vida de algunas prendas a las que tenemos cariño porque nos han acompañado durante años o nos recuerdan a personas especiales. Pero en algún momento hay que deshacerse de ese jersey con bolitas, ese suéter que está dado de sí o ese cuyo tejido se ha desgastado de manera muy evidente.

6. Ropa de fiesta pasada: aquel conjunto que llevaste a una boda hace años o ese vestido de fiesta que sabes a ciencia cierta que ya no te pondrás, siguen en tu armario porque no fueron baratos. ¿Por qué no pruebas a venderlos en el mercado de segunda mano para que dejen de ocupar sitio en el armario?

También te puede interesar: