Cuidamos de ti y de tu hogar

Siete consejos para lavar la ropa interior

Escrito por Redacción | octubre 24, 2015 | Hogar |
Siete consejos para lavar la ropa interior

Cuando compramos prendas de ropa interior pocas veces caemos en la cuenta de lo delicadas que resultan ante los lavados. Porque puede que, si nos detenemos a leer las etiquetas de los fabricantes, quizá nos lo pensemos dos veces antes de comprarlas.

En cualquier caso, la limpieza de estas prendas debe ser cuidadosa, especialmente cuando se trata de piezas con tejidos o confecciones especiales.

Aquí encontrarás los consejos que debes conocer para alargar la vida de tus prendas de ropa íntima:

- Utiliza una bolsa de lavado especial para ropa íntima. Así evitarás que este tipo de prendas delicadas se desgaste por el roce o se enganche con otras prendas en la lavadora. Si no dispones de una específica, puedes utilizar una funda de almohada en su lugar.

- Suaviza tus prendas de ropa interior con vinagre antes de estrenarlas. Bastará con que las dejes a remojo durante unos minutos antes de lavarlas. Igualmente, si tienes la piel sensible, sustituye el suavizante por una tacita de vinagre de alcohol.

- Lava a mano las prendas de ropa interior con tejidos delicados como encaje o gasa para que los materiales no se deterioren. También puedes utilizar un programa delicado y aprovechar para lavar otras prendas de calle con tejidos especiales. Las prendas de seda han de lavarse a mano.

- Si necesitas blanquear algunas prendas de ropa interior, hazlo con oxígeno activo para que no se desgasten los tejidos delicados.

- Abrocha los sujetadores: para evitar que los elementos metálicos del cierre se queden enganchados a otras prendas durante el lavado. No solo porque puedas estropear otra ropa, sino porque además el corchete se puede deformar.

- Si vas a lavar prendas de ropa interior a mano, lo mejor es hacerlo con agua tibia y jabón suave y darle un último aclarado con agua fría. Emplea también vinagre blanco como suavizante para dejarlas impecables.

- Nunca metas tus prendas de ropa interior en la secadora. Perderán el color y se dañarán los tejidos. Sécalas siempre al aire libre, a la sombra y, a ser posible, sin pinzas que puedan desgastar los tejidos.

También te puede interesar: