Cuidamos de ti y de tu hogar

Siete trucos para eliminar restos de chicle de la ropa

Escrito por Redacción | marzo 14, 2015 | Hogar |
chicle_ropa

¿Tus hijos han vuelto del colegio con un chicle pegado en la ropa? Tranquilo, no desesperes. No es necesario que te deshagas de la prenda. Solo tendrás que aplicar uno de estos famosos remedios tradicionales para eliminar restos de chicle de la ropa:

1. Con hielo: si el chicle se ha pegado recientemente, frótalo con un cubito de hielo para que se enfríe. A medida que lo hagas vete intentando despegar los bordes, poco a poco, hasta que salga toda la goma. Cuanto más frío esté el chicle, más fácil te resultará retirarlo con la mano. Por el contrario, si está en contacto con alguna fuente de calor o al sol, se volverá más pegajoso. Si lo prefieres, puedes introducir durante unas horas la prenda en el congelador.

2. Alcohol: empapa el chicle con alcohol y deja que cale también la prenda. Después emplea una cuchara para sacar el chicle. Después solo tendrás que lavar la prenda de ropa normalmente.

3. Vapor: cuando el chicle lleva pegado en la prenda algún tiempo, lo mejor es que lo expongas al vapor de agua, por ejemplo, colocándolo sobre una olla hirviendo. Deja que el vapor actúe hasta que ablande el chicle y entonces cepíllalo en una misma dirección hasta que se quite por completo. Si es necesario, repite el paso del vapor.

4. Con la plancha: este truco sirve para retirar chicles muy incrustados con ayuda del calor. Coloca un trozo de cartón entre el chicle y la tabla de planchar. Después, plancha la prenda a temperatura media desde el otro lado para que el chicle se caliente y se vaya pegando al cartón. Solo podrás planchar prendas con telas que impidan que la plancha entre en contacto con el chicle.

5. Vinagre: calienta en el microondas una taza con vinagre. Cuando esté muy caliente, empapa el chicle y las zonas de la tela que lo rodean. Entonces, frota con un cepillo en una misma dirección. Repite la operación, siempre con el vinagre bien caliente, hasta que elimines por completo el chicle.

6. Acetona: sigue el mismo procedimiento que con el alcohol.

7. Laca: endurece el chicle con un buen chorro de laca que cubra toda su superficie. Deja que se seque y entonces prueba a eliminarlo con una espátula o un cuchillo sin filo.

También te puede interesar: