Cuidamos de ti y de tu hogar

Tareas del hogar que se realizan una vez al año

Escrito por Redacción | agosto 30, 2018 | Hogar |
Tareas del hogar que se realizan una vez al año

Si bien existen tareas del hogar diarias, semanales, quincenales y mensuales, otras solo necesitan atención anual. Prepara tu calendario de tareas del hogar y descubre cuáles son esas labores que solo se realizan una vez al año. Así será más fácil mantener tu casa a punto y sin sorpresas.

1. Cortinas

Las cortinas y persianas, aunque cuelgan verticalmente, atraen las partículas de polvo que están en el aire y necesitan limpiarse al menos una vez al año. Las cortinas en el área de la cocina además pueden tener residuos grasos, mientras que las del baño generalmente atrapan partículas de productos para el cabello y otros cosméticos.
Cuando limpies las cortinas aprovecha para quitar el polvo de los mecanismos, barras  y demás accesorios. Normalmente las cortinas forradas deben limpiarse en seco para eliminar cualquier mancha u olor.
La mayoría de las cortinas pueden lavarse en la lavadora pero debes seguir las instrucciones de cuidado. Si deseas eliminar el polvo de cortinas fijas, simplemente usa el accesorio de tapicería de tu aspiradora para llegar a todas las superficies.

2. Canalones

El mejor momento para limpiar los canalones es después de que todas las hojas de otoño se hayan caído. Los canalones obstruidos pueden causar daños por la humedad que provocan en los aleros y techos.
Si tienes arboles de pino y de hoja perenne que provocan mayor obstrucción, es posible que debas limpiar las canaletas con mayor frecuencia o instalar protectores de canales que desvíen los desechos.

3. Chimenea

Una vez finalizado el invierno, es tiempo de darle a tu chimenea una limpieza profunda. Cuando las brasas estén totalmente apagadas, usa una aspiradora especial para quitar las cenizas. El interior de la chimenea y todas sus herramientas deben limpiarse con una solución de vinagre blanco destilado y agua para eliminar los olores del humo.

Además, es recomendable que en tu calendario de tareas del hogar programes una cita con un deshollinador para eliminar el hollín de la chimenea y comprobar que no haya obstrucciones.

En el caso de las estufas de pellet, la limpieza tendrá que ser semanal e incluso diaria, dependiendo del uso que le demos.

4. Muebles de exterior

Los muebles para exteriores solo necesitan una buena limpieza una vez al año si has eliminado las manchas en almohadas y cojines de tela a medida que ocurran. Los materiales de mimbre, plástico y madera de tus muebles pueden ser limpiados con una solución de agua tibia y dos cucharaditas de detergente líquido para platos. Usa un cepillo de cerdas suaves en cualquier mancha difícil de quitar.

Termina el trabajo rociando rápidamente agua de la manguera. Para esto escoge un día soleado y los muebles se secarán rápidamente.

5. Alfombra y muebles tapizados

A medida que las actividades de verano terminan, es el mejor momento para limpiar a fondo alfombras y tapizados, así como eliminar la suciedad, el polen y la caspa de tus mascotas.

Puedes hacerlo tú mismo alquilando una máquina de limpieza y las soluciones adecuadas o llamando a un profesional. Si decides hacer la tarea tú, asegúrate de tratar previamente las manchas antes de limpiar.
Mueve todo el mobiliario fuera de la alfombra o colocar algún objeto de plástico debajo de las patas de los muebles para evitar manchas.

Para la tapicería, prueba las soluciones de limpieza en un lugar oculto para asegurarte de que la tela no se decolora ni deteriora. Ten especial cuidado de no sobresaturar la tapicería con algún producto de limpieza. La humedad excesiva puede causar moho y hongos en los rellenos del cojín.

6. Colchón

Al menos una vez al año, limpia y vuelve a colocar el colchón de tu cama, incluso si usas una funda todo el tiempo. Los colchones acumulan polvo, ácaros del polvo y residuos corporales.

Para limpiar el colchón, aspira bien en la parte superior y los costados. Inspecciona para ver si hay manchas y límpialas con una solución de detergente suave para platos y agua. Usa un cepillo y trabaja desde el exterior de la mancha hacia el centro para evitar que se extienda.

VER TAMBIÉN: Cómo limpiar un colchón

Enjuaga el área con un paño húmedo y luego puedes usar un secador de pelo a baja temperatura para acelerar el secado. Si es posible, voltea el colchón o gíralo para gastarlo de manera uniforme.

7. Armarios de cocina, cajones y despensa

Para prepararte para la temporada de vacaciones limpia los armarios de la cocina, los cajones y la despensa de alimentos. Toma una sección de armarios a la vez y vacíalos por completo. Limpia los estantes y detente en cada elemento antes de volver a colocarlo en su lugar.

Cuando abordes la despensa de alimentos, verifica cuidadosamente si hay insectos como hormigas o cucarachas. Por último haz un inventario de los suministros básicos que necesitas y reabastece en una despensa recién limpiada.

8. Armario de ropa de hogar

Una vez al año vacía tu armario de ropa y realiza una limpieza profunda del mismo. Tómate el tiempo necesario para eliminar el polvo, las telas de araña e incluso desmontar cajones y estantes.

Dona las sábanas, fundas, mantas, colchas y toallas que no usas y tira a la basura las que estén en mal estado. Es posible, incluso, que debas enviar algunas prendas a la tintorería.

Organiza las estanterías por tipo de ropa de cama o artículos de temporada. Finalmente organiza los conjuntos de sábanas y tómate el tiempo para doblarlos cuidadosamente para dejarlo todo ordenado.

9. Garaje, sótano y ático

Nadie espera que estos tres lugares estén impecables a lo largo del año. Sin embargo, una buena limpieza al año es importante. Podrás eliminar polvo, telas de araña y controlar la humedad o la presencia de insectos. Es el momento de ser implacable y tirar artículos rotos y donar o vender todo lo que por años no se ha usado y seguimos almacenando.

10. Documentos y archivos

Si no has sido tan organizado como esperabas, enero es el mejor momento para poner orden tanto en los documentos impresos como en los archivos electrónicos. Usa carpetas de archivos virtuales y archivadores físicos clasificadores para mantener los elementos unidos y en orden. Mientras descartas y destruyes documentos innecesarios, localizarás papeles que no tenías ubicados en casa y conseguirás ahorrar mucho espacio.

También te puede interesar: