Cuidamos de ti y de tu hogar

Truco: cómo pelar una patata cocida en segundos

Escrito por Redacción | agosto 04, 2015 | Hogar |
Cómo pelar una patata cocida

La patata cocida es una guarnición muy socorrida en la cocina de nuestros hogares. Asimismo, es un alimento muy fácil de preparar y que nos ofrece gran versatilidad. Podemos usar la patata cocida para hacer ensaladas, purés, guisos, así como para acompañar todo tipo de carnes y pescados. Es quizá la forma más sana de comer patata, ya que conserva sus propiedades y sabor sin necesidad de pasarla por la sartén.

Dependiendo del tamaño (cuanto más grandes, más tiempo necesitan) y de la variedad, la patata tarda en cocerse entre 15 y 20 minutos en una cacerola con agua. Pero, si bien por lo sencillo de su preparación, la cocción suele ser una preparación recurrente en la patata, normalmente nos encontramos con el inconveniente a la hora de pelarla. Bien porque no tenemos demasiado tiempo y recién cocida está demasiado caliente para manipularla o bien porque se ha enfriado y es más costoso retirar la piel, que se hace jirones.

Por eso, para que no pierdas tiempo ni te quemes intentando pelar una patata cocida cuando aún está caliente, te sugerimos un truco tan sencillo como útil. Consiste en aplicar frío a la patata hervida inmediatamente después de la cocción:

- Primero selecciona las patatas que vas a cocer y haz un corte en la piel en el medio dibujando el contorno más estrecho de la patata. Pon a cocer las patatas normalmente.

- Después debes introducirlas en un recipiente con agua fría, a ser posible, con hielos. La idea es conseguir que el agua esté lo más fría posible para que haga contraste con la piel cocinada y esta se retraiga.

- Una vez introduzcas la patata cocida en el agua fría manténla durante unos 10-15 segundos para que baje su temperatura.

- Después, solo tienes que sacarla y agarrarla con las dos manos presionando para hacer resbalar la piel de cada lado hasta que se extraiga por completo.

En este vídeo puedes ver una demostración de este sencillo truco:

 

Recuerda que la forma más sencilla de saber si tus patatas están bien cocidas es comprobándolo con el tenedor. De esta manera, si están bien cocinadas podrás percibir el cambio de textura y resistencia al hundir la patata. Si notas que en la parte central siguen estando duras, es que aún les falta tiempo de cocción. Asimismo, recuerda que si estás cociendo patatas de diferente tamaño puede que tengas que sacar algunas antes para que no se deshagan con el exceso de cocción.

También te puede interesar: