Cuidamos de ti y de tu hogar

Truco: evitar que la lejía destiña con alcohol

Escrito por Redacción | julio 21, 2016 | Hogar |
Truco: evitar que la lejía destiña con alcohol

Si alguna vez te has ocupado de la limpieza en el hogar habrás comprobado que a la hora de usar lejía conviene vestir ropa vieja para prevenir accidentes. Las manchas de lejía en la ropa son más habituales de lo que nos gustaría y condenan nuestras prendas al desteñirlas de forma muy obvia. Además, la mayor parte de las veces, la mancha de lejía aterriza en nuestra ropa mientras limpiamos sin que seamos conscientes y no es hasta que percibimos el desteñido cuando nos damos cuenta.

Para aquellas ocasiones en las que somos conscientes de que nos ha caído lejía en la ropa, conviene conocer un truco que impide que la lejía decolore la prenda, aunque requiere una acción inmediata.

Consiste en aplicar alcohol sobre la zona donde ha caído la lejía de manera inmediata para que la neutralice y evite la decoloración del tejido. La lejía, especialmente la de mayor pureza, actúa sobre los tejidos con gran rapidez, con lo que si aplicamos este remedio pasado un tiempo, no conseguirá evitar que la zona se destiña.

Si te has manchado con lejía pero no has podido aplicar este remedio inmediatamente o no has sido consciente de la mancha hasta que la prenda no se ha decolorado, la única solución posible está en teñir de nuevo la ropa. Lo complicado en estos casos es dar con el tinte adecuado para que coincida con el color de la prenda, con lo que nos arriesgamos a que el resultado sea poco uniforme. Por eso, dependiendo de la resistencia del tejido o el color del mismo puedes incluso decolorar la prenda por completo para después volver a teñir el tejido por completo.