Cuidamos de ti y de tu hogar

Truco para aplicar silicona sin manchar

Escrito por Redacción | junio 02, 2016 | Hogar |
Truco para aplicar silicona sin manchar

La silicona es un producto indispensable en el mantenimiento de cualquier hogar que nos permite pegar, sellar y aislar zonas del mobiliario que van a estar expuestas a la humedad. Es el caso de las encimeras de la cocina, los muebles del baño, las juntas de la bañera, etc.

Aunque hay algunos tipos de silicona muy resistentes, lo normal es que, pasados unos años, la silicona se deteriore en las zonas de mayor uso y esto nos obligue a retirarla y sustituirla. Se trata de una tarea para la que no es necesario recurrir a un profesional, aunque, si no tenemos experiencia aplicando silicona en casa, conviene tener en cuenta algunos detalles.

El problema más común al aplicar silicona sobre una superficie cuando no tenemos experiencia es el acabado y las manchas que normalmente suelen quedar. Aprende los trucos que necesitas saber para no dejar manchas al usar silicona en casa:

Una vez aplicada la tira de silicona, debemos darle un acabado preciso retirando el exceso de producto. Es en este punto en el que normalmente cometemos el error de intentar repasarlo con los dedos o con un papel para arrastrar el exceso de silicona y lo único que conseguimos es manchar la superficie y dejar trozos e hilos de silicona.

¿Cómo eliminar entonces la silicona sobrante de forma precisa y sin acabar con las manos sucias? Tendremos que recurrir al agua con jabón para conseguirlo, ya que evitará que la silicona se quede adherida a la piel o al material que estemos aislando. De esta manera, conseguirás eliminar el exceso de producto dejando dejando una fina capa que consigue pegar o aislar la superficie de manera estética.

Puedes recurrir a estos dos métodos:

- Si quieres que se vea el cordón de silicona: prepara una mezcla de agua con jabón de lavar los platos e introdúcela en un envase con pulverizador. Aplica la silicona con la pistola y seguidamente pulveriza con la mezcla el cordón de silicona. Entonces, con la yema de un dedo vete arrastrando el exceso de producto en tramos cortos, depositándolo en un trozo de papel de cocina, hasta completar todo el trayecto. Si lo prefieres, puedes hacer la misma operación sin necesidad de pulverizar la superficie, humedeciendo en su lugar el dedo en la mezcla cada vez que vayas a retirar un tramo de silicona.

- Con espátula: si lo que te interesa es que la silicona se vea lo menos posible, impregna el cordón aplicado con la mezcla de agua con jabón y retira el exceso con una espátula pequeña. Comprobarás que la acción de la mezcla consigue que la silicona no se quede pegada a la espátula y se retire fácilmente y de una vez.

Antes de aplicar la silicona

En todo caso, para conseguir un resultado óptimo deberás limpiar bien la superficie sobre la que vas a aplicar la silicona y cerciorarte de que tampoco esté húmeda.

Además, si no tienes mucha experiencia en este tipo de trabajos, te recomendamos que protejas las zonas inmediatas con cinta de carrocero para evitar manchar más de la cuenta. Esta precaución te será especialmente útil a la hora de sellar encimeras, juntas en duchas o bañeras, zócalos, rodapiés y superficies lisas continuas similares.

Aquí tienes otro ejemplo de cómo aplicar silicona sin manchar: